¿Pensando en usar lentillas? Si es así te invito a probarlas sin miedo. En un primer momento te resultará extraño, no te voy a engañar pero verás como enseguida te acostumbras. Llevar lentes de contacto te facilita el día a día sin duda alguna. Deja de correr el riego de romper tus gafas en cualquier mal gesto, llevar gafas de sol sin graduar siempre que quieras y ver a la perfección o incluso modificar los colores de tus ojos luciendo lentillas de colores.

Ahora bien, todas las ventajas que ofrecen las lentes de contacto no servirán de nada si no las usamos de forma correcta. Aunque no prestemos la importancia que merece, estamos hablando de nuestra salud visual y por lo tanto hay que seguir una serie de normas en cuanto al procedimiento de ponerlas y quitarlas, llevarlas y mantenerlas una vez quitadas.

– Ante todo te pedimos que adquieras tus lentillas en tu óptica de confianza. Tal y como hemos comentado en las líneas anteriores, estamos hablando de tu salud visual, no lo dejes a manos de cualquiera.

– La higiene es vital. Siempre y sin falta lava tus manos antes de ponerte las lentillas y de nuevo antes de quitártelas. De este modo evitarás infecciones en una zona tan delicada como son tus ojos.

– No excedas las horas que recomiende tanto el fabricante como tu óptico especialista. Normalmente aconsejan no llevar lentillas más de 8 – 10 horas. Deja descansa al ojo y lleva gafas. Si notas que tus ojos están muy resecos puedes utilizar gotas para la ocasión y mantenerlos hidratados. Aconsejamos también que no cuando sientas sequedad en los ojos, ese día optes por llevar gafas.

– Existen diferentes tipos de lentillas (NOFOLLOW), hay algunas que son de un solo uso y por lo tanto no deberás guardarlas para usarlas el próximo día. Por lo contrario existen lentillas quincenales y/o mensuales con las que sí que debes seguir un procedimiento, nada complicado, para mantener tus lentillas limpias y listas para utilizar a la mañana siguiente. Otras de color. Una vez te has lavado las manos, quitado las lentillas deberás tener preparada tu cajita para guardar las lentillas. Esta caja tiene capacidad para guardar ambas lentillas por separado y tiene indicado a que ojo corresponde cada lentilla. Sumerge con el líquido especial para tus lentillas y listas para usar al día siguiente.

– Otra cosa que debes tener en cuenta es que si ese día vas a maquilarte o usas maquillaje de forma regular, debe colocarte las lentillas antes del mismo. De esta manera evitarás que las lentillas se contaminen con cremas, base de maquillaje, iluminador, aceites y un largo etcétera. Extrema el cuidado cuando maquilles tus ojos. Por ejemplo, te recomendamos utilizar sombras de ojos en crema a base de agua ya que estas en concreto sueles ser menos propensas a entrar en contacto con el ojo y por consiguiente con la lentilla.

Esperamos que estos consejos te resulten de gran ayuda y que te ayuden a comprender que debes tener mucho cuidado y tener una buena higiene cuando estés en contacto con las lentillas, y finalizo este articulo dándote la bienvenida al club de lentes de contacto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here