En este artículo te mostraremos el top de los 5 países con la peor inflación en la historia contemporánea; donde hay un factor común en estos países como lo es la devaluación de la moneda. Sin embargo, una inflación baja hoy en día se considera normal, a pesar de que poco a poco disminuye seriamente el poder adquisitivo de la población.

Países con la Peor Inflación en la Historia

Grecia en 1944

Al final de la Segunda Guerra Mundial el país enfrentó los efectos de una hiperinflación. Ese año la inflación era de 18%. Al día. En otras palabras, el dinero perdía una quinta parte de su valor cada día. Cada par de días se perdía la mitad del costo de cualquier producto.

Antes de la guerra, Grecia tenía un superávit significativo, pero al año siguiente ya había acumulado la deuda tres veces más grande. Todo eso debido a los problemas de comercio que trajo la guerra mundial. Cuando las operaciones militares se trasladaron al territorio del país, el asunto empeoró. Encima, ahora tenían que alimentar a las tropas de los invasores, y obviamente, eso no le ayudaba nada al presupuesto.

Finalmente, cuando ya no había con qué pagar, el Banco Central comenzó a emitir más billetes, lo que condujo a un resultado lógico: en ese período la tasa de inflación mensual se ubicó en 13,800 por ciento.

Alemania en 1923

Debido a las condiciones de pago muy severas y los montos a pagar realmente enormes, el valor de la divisa alemana disminuía rápidamente. En 1923 la situación se salió del control, los precios se duplicaban cada 4 días y la tasa de inflación mensual llegó a ser 29,500 por ciento.

Precisamente fue esa crisis económica lo que le ayudó a Hitler a llegar al poder, quien con mucha energía prometió una completa restauración para la nación. Es conocido lo que sucedió después.

Yugoslavia en 1994

Hoy Yugoslavia ya no existe, fue un país que se derrumbó bajo la presión de la historia, la crisis y la política. El colapso de la Unión Soviética quebrantó el sistema, los choques y la fricción interna que se habían sostenido antes, empezaron a manifestarse. Además, las sanciones económicas de los países occidentales ayudaron al colapso del país.

De esta manera, hablando de números específicos, en enero de 1994, la inflación mensual en Yugoslavia alcanzó el increíble índice de 313 millones por ciento. Los precios se duplicaban cada 34 horas, y la moneda nacional fue revaluada cinco veces en 2 años. Obviamente, las consecuencias no fueron nada buenas.

Las Dos Hiperinflaciones más Fuertes de la Historia

Zimbabue en 2008

En 2008 los precios en este país comenzaron a duplicarse cada 24 horas, y al final la inflación mensual alcanzó el nivel de 79.600 millones por ciento. Como resultado, el uso de la moneda local perdió totalmente el sentido e incomodaba a los habitantes de ese país, ya que se tenía que tener mucho efectivo para comprar un solo producto.

Las autoridades comenzaron a utilizar la moneda del país vecino, Sudáfrica (el rand) y el dólar americano. Actualmente se utilizan también el euro y el renminbi, mientras la moneda propia sigue faltando.

Hungría en 1946

Hungría era un país en cuyo territorio se desarrollaron acciones militares. Aunado a que apoyaba a Alemania con créditos que, evidentemente, ya no se iban a devolver. De modo que el sistema económico experimentó un colapso.

En el pleno pico de la crisis, la tasa de inflación mensual de Hungría se ubicó en 13.600 billones por ciento. En mayo de 1946 se emitió un billete cuyo valor era 1 mil billones de pengos (moneda nacional) que a finales del mismo mes ya valía solo 2,4 centavos de dólar estadounidense. Mientras tanto, los precios en Hungría se duplicaban cada 15 horas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here