El tema que hoy tratamos es delicado y muy sensible, pues qué ser humano desea enfrentar o que sus seres queridos enfrenten una realidad tan severa. Aún así, lamentablemente el cáncer de pulmón ocasiona muchas muertes tanto en hombres como en mujeres, porque en la mayoría de las ocasiones los síntomas que evidencian su presencia son diagnosticados en etapas muy avanzadas. Ante este panorama, cuáles son los primeros síntomas del cáncer de pulmón, sigue leyendo y lo sabrás.

Generalmente el paciente acude al médico cuando el cáncer de pulmón ha alterado por largo tiempo su rutina diaria. Por ello,  a continuación daremos algunos detalles que al tener presente puede hacer la diferencia entre buscar rápidamente ayuda médica adecuada y oportuna o no. Actualmente se conoce que dependiendo de la localización y de la extensión de esta enfermedad los primeros síntomas del cáncer de pulmón son los siguientes:

Primeros síntomas del cáncer de pulmón

                Tos: Es el síntoma más usual y persistente cuando existe cáncer de pulmón. La tos es consecuencia de la irritación de los bronquios por ello muchas veces también se presenta flema. La tos es una señal de alerta. Los fumadores que sufren de problemas respiratorios o que ya manifestaban tos, observan un aumento exagerado de la misma.

Expectoración con presencia de sangre: Frecuentemente esta señal lleva al paciente a buscar ayuda médica porque es un síntoma muy visible y alarmante que no pasa desapercibido.

Disnea: La constante falta de aire al realizar cualquier esfuerzo en las actividades cotidianas, como subir y bajar escaleras, asearse o cualquier otra actividad de baja o mediana intensidad, puede ser un síntoma de la presencia de un tumor en la zona media del pulmón.

Dolor en el Tórax: Si el cáncer de pulmón está afectando la pared torácica se produce dolor frecuente en el pecho.

Otros síntomas del cáncer de pulmón

Además de las señales antes detalladas, existen otros síntomas del cáncer de pulmón que pueden alertarnos de su presencia, entre ellos están:

Disfonía: Cuando el cáncer del pulmón se extiende afecta notablemente al nervio laríngeo. Este nervio es el encargado de realizar los movimientos normales de las cuerdas vocales; por lo anterior el paciente percibe cambios en su voz, ronqueras, otros.

Disfagia: La disfagia es cuando el paciente señala sentir algo parecido a que los alimentos que consume se quedan retenidos en la mitad del tórax. Este síntoma se presenta cuando el cáncer de pulmón  o los ganglios que este afecta comprimen la zona del esófago. El paciente se queja de una persistente molestia al tragar o ingerir los alimentos, sean estos líquidos o sólidos.

Síntomas avanzados del cáncer de pulmón

Cuando el cáncer de pulmón está en una etapa muy avanzada la falta de apetito es muy común, también se observa un decaimiento general, dolores en los huesos, cansancio y debilidad constante, pérdida de peso, confusión, mareos, entre otros. Además,  si existe metástasis en otros órganos el paciente siente dolor cerebral o dolor lumbar.

Qué hacer si detectas alguno de estos síntomas

Lo primero es no alarmarse, pues estos síntomas o muchos de ellos pueden aparecer como consecuencia de otras enfermedades. Sin embargo, si observas que a diario se presenta cualquiera de las señales que anteriormente detallamos no debes descartar consultar rápida y oportunamente a tu médico de confianza. Él te realizará los chequeos necesarios, el diagnóstico acertado y el tratamiento adecuado.

Otra recomendación muy oportuna es no asumir que tienes una enfermedad tan grave como el cáncer de pulmón si aun no has visto a un médico, realizado los exámenes exploratorios y obtenidos los resultados y la evaluación médica apropiada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here