Miércoles 22 de Octubre de 2014
Videos
Jueves 02 de Mayo de 2013 - 10:42 AM

Samuel, el ‘niño cura’ que es un hit en Youtube

La memoria y seriedad del pequeño tienen admirados a quienes lo ven.

La memoria y seriedad del pequeño tienen admirados a quienes lo ven en persona e internet.

En el último Halloween Samuel Jaramillo, un pequeño de tres años, no pidió el disfraz de Buzz Lightyear, sino que dijo que quería vestirse como lo hace un Obispo. Insistió, además, que le consiguieran las vinajeras, los copones, las patenas y el cáliz. Quería celebrar la misa. 

Todo comenzó cuando el pequeño pedía bufandas para colgárselas en el cuello como hacen los sacerdotes con las estolas. Luego, de a poco, repetía pedazos de la liturgia eclesiástica hasta que con mesa y toda la indumentaria dispuesta, comenzó a jugar a "celebrar" la misa, de principio a fin.

"No es algo que le hayamos indicado ni tampoco nos mantenemos en la Iglesia", cuenta su tía, Elizabeth Rojas Arango, quien junto con la abuela, Rosa Eva Arango, han velado por el bienestar del niño desde que quedó huérfano de padre y madre. Asiste a la misa con la abuela el domingo y el martes, y ella dice que el pequeño pone mucha atención y observa con detenimiento al padre. 

Al punto de que repite tramos completos de la celebración, se sabe el Credo de memoria, respeta los momentos y rituales de la consagración y da su "propia" homilía, en la que involucra a su primo, Jerónimo Monsalve, quien hace las veces de monaguillo.

Jerónimo es un poco más disperso pero le sigue el paso a Samuel que no pierde el hilo conductor, tal como se ve en un video en Youtube, que subió la propia familia y que en una semana ha conseguido más de 35 mil visitas.

La familia se ha convertido en público de Samuel y lo acolitan en este, por ahora, juego. "No lo mostramos en internet para que se vuelva popular sino porque esto lo emociona a uno", remata Elizabeth. Por ahora causa sensación.

Despierta admiración y sirve como ejemplo
Daniel Monsalve C. - Presbítero de la parroquia Santa Gertrudis, en Envigado
"El que no sea como este niño no entrará en el reino de los cielos", Mt 18, 3. Una profunda admiración ha causado este niño en los últimos días.

La pasión por lo que dice y la ternura que inspira ha llevado a que su video sea uno de los más compartidos en redes sociales. ¿Qué hay en él? Ante un mundo cambiante y ajeno, en ocasiones, al asunto religioso, este niño se presenta como un testimonio de amor hacia Dios y fascinación por las celebraciones sagradas, seguramente infundido por quienes cuidan de él y del sacerdote de su parroquia. Se nota que guarda estas palabras en su corazón porque hay en él una inspiración de lo Alto.

Situaciones como estas no solo deberían despertar el fervor religioso sino también servir como ejemplo para la promoción de vocaciones sacerdotales y religiosas, apoyadas siempre por el estímulo de las parroquias, seminarios y casas de formación.

Seguramente muchos quedarán en el asombro y podrán no pasar de más de un "Me gusta" o "Compartir", sin embargo, seguirá siendo Dios el que siga hablando a la humanidad desde la nobleza y humildad de sus más pequeños hijos, los predilectos del Reino de los cielos. Los padres y todos cuantos están al cuidado de los niños seguirán cumpliendo ese papel tan fundamental de ser testimonio y estímulo.

Publicada por
Colprensa
Su voto: Ninguno (10 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitter
Inicie sesión o regístrese para enviar comentarios
662 | Pipe 13 |
Domingo 05 de Mayo de 2013 - 08:21 AM
Que dice bienestar familiar ante esta manipulación de un niño? Ademas es un burla para el rito católico.
Reportar abuso
La Tarde no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. La Tarde se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez o que ataquen a otras personas.

Todos los derechos reservados Comunicadores del Risaralda S.A. - 2014 - Pereira - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular.