Domingo 13 de Julio de 2014
Publicidad
Publicidad
Judicial
Colprensa
(Foto: Colprensa)
Domingo 17 de Marzo de 2013 - 11:22 AM

Murió otro policía caldense por choque de sicarios

El reporte de la Policía el jueves, un días después del choque de policías con sicarios en Saladoblanco (Huila) indicaba: “el subintendente Jorge Eliécer Agudelo Londoño Agudelo, comandante de la Estación de Policía Saladoblanco, resultó herido de gravedad, su estado es crítico, y recibe atención especializada en el hospital de Pitalito”.


Finalmente Londoño Agudelo, oriundo de Salamina (Caldas) no soportó la lesión y murió. Las exequias se cumplían en la tarde de ayer en este municipio del norte de Caldas, donde se esperaba la presencia de los comandantes de la Policía del Eje Cafetero, Mireya Cordon López, y de Caldas, David Benavides.

Los hechos

Los hechos ocurrieron en el parque principal de Saladoblanco, donde el salamineño era comandante de la estación de Policía. Allí perdieron la vida dos patrulleros de la institución uniformada, entre ellos el manizaleño Andrés Felipe Villa, cuyas exequias se cumplieron el jueves en Manizales.

El miércoles ellos evitaron que sicarios matarán al ciudadano Jesús Antonio Escalante. Los policías fueron alcanzados por las balas en el intercambio con los delincuentes, que huían en moto luego de lesionar a Escalante.

La Policía relata: “De inmediato los uniformados iniciaron una persecución hasta la vereda La Argentina, en cercanías al sector conocido como Salto de Borbones, y tras un intercambio de disparos fue dado de baja un presunto delincuente identificado como alias EL SAPO, con antecedentes por porte ilegal de armas de fuego”.

En un comunidad se indica que Policía Nacional, y los hombres y mujeres que integran el Departamento de Policía Caldas se solidarizan con los familiares de estos valerosos hombres fallecidos y reconoce en ellos las virtudes que enaltecen a los servidores de la Patria.

El recuerdo

José Nedio Londoño, padre del subintendente Jorge Eliécer Agudelo, dijo: “era muy buen hijo, bastante noble. Estudio en el colegio Sara Ospina y era policía hace 12 años. La última vez que estuvo aquí en Salamina fue el pasado diciembre. Estaba muy contento y luego se fue para Bogotá a pedir un traslado”.

Era padre de dos hijos y sus compañeros de la Policía en Salamina lo recuerdan como una persona humanitaria, responsable con su trabajo, colaboradora y entregada al cuidado de su familia.

Parte de su trabajo en Salamina y Aranzazu la efectuó en labores comunitarias, por lo que fue nombrado como coordinador de estos programas cívicos.

Publicada por
Colprensa
Sin votos aún
Compartir en facebookCompartir en twitter
Inicie sesión o regístrese para enviar comentarios