Sábado 20 de Diciembre de 2014
Margarita Calle
Sábado 26 de Enero de 2013 - 12:01 AM

La otra cara de Colombia

Existe una tendencia generalizada a relacionar el optimismo con la felicidad, a creer que entre más positivas son las personas, mejor perciben su entorno y se relacionan con él. De hecho, una encuesta reciente, realizada por la firma Gallup entre 54 países, reveló que en el momento Colombia es el país más feliz del mundoy que tal percepción colectiva es animada por el optimismo y la alegría con la que las personasenfrentan las situacionesde la vida cotidiana. Según los encuestadores, “la alegría de los colombianos tiene ese toque que los hace sobresalir en cualquier lugar del mundo, pese a la violencia y a los problemas económicos”.

A pesar del escepticismo con el que muchos de nosotros recibimos estos estudios, la empresa pereirana Publik, dedicada a las tecnologías de la información y las comunicaciones, se ha empeñado en mostrar que sí tenemos razones para elevar el optimismo y canalizarlo a favor de un mejor aprovechamiento de las oportunidadesdel presente. Así lo reitera cada año con la edición del libro “365 días de noticias positivas de Colombia”, una “cartilla de realidades colombianas”, como lo denomina el fundador de la empresay promotor de esta iniciativa, Jorge Enrique Giraldo, cuyo contenido pone el foco en los sucesos, logros y acciones positivas que han contribuido a mejorar el posicionamiento de Colombia en el contexto global, nacional y regional.

Colocarse de cara a la avalancha de noticias que día a día se producen sobre el país, para visibilizar exclusivamente aquellas que comunican las transformaciones positivas y los esfuerzosindividuales y colectivos de las personas por sacar adelante un proyecto de nación, conlleva riesgos, pues, por momentos, la realidad colombiana desborda cualquier asomo de optimismo y, más bien, nos confronta duramente con la insensatez y la barbariede un devenir que parece empeñado en perpetuar el absurdo. Sin embargo, los argumentos que impulsan esta publicación contrarrestan cualquier sesgo y, más bien, ayudan a reforzar la metáfora de que es mejor ver el vaso medio lleno que medio vacío, cuando de cambiar percepciones se trata.

Conocedora de la pasión con la que los directivos y todo el equipo humano de Publik proyectan esta empresa y de la manera generosa y constante como se vinculan al acompañamiento de programas filantrópicos y de responsabilidad social en el territorio nacional y fuera de él, resalto esta iniciativa y el sentido que ella comunica, el cual, como señala el alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria en la presentación de esta edición, “demuestra que los contenidos sí importan y que se puede hacer pedagogía y movilización social desde el reconocimiento de los logros que entre todos venimos construyendo”.

* Directora Maestría en Estética y Creación, Universidad Tecnológica de Pereira.

Sin votos aún
Compartir en facebookCompartir en twitter
Inicie sesión o regístrese para enviar comentarios