Viernes 19 de Diciembre de 2014
Ernesto Zuluaga Ramírez
Miércoles 17 de Abril de 2013 - 02:01 AM

¿El Marceliano Ossa en concesión?

Me parece muy preocupante lo expresado por la directora del Centro de Reeducación de Menores, Creeme, Dora Martínez de Pino, en una entrevista publicada en este diario el pasado domingo 24 de marzo. Afirmó, entre otras cosas, que no conocía ningún proyecto sobre una posible concesión del Marceliano Ossa, como tampoco la posición del Alcalde frente al futuro de este establecimiento. Y también manifestó que «la han mantenido al margen del tema».

Pues bien, primero hay que recordar que en Colombia existe un Código del Menor, la ley 1098 de 2006, que establece las normas sustantivas y procesales para la protección integral de los niños, niñas y adolescentes. En ese sentido, el Marceliano Ossa es, en Pereira, el centro de atención y educación especializada en el menor infractor o que comete delitos contemplados en el Código Penal Colombiano.

Hace más de veinte años existía también el Lázaro Nichols, centro de reeducación que compartía las mismas responsabilidades, pero con exclusividad en menores mujeres. En 1994, durante mi administración, se reagruparon ambos centros en uno solo. Para tal efecto, se remodelaron las instalaciones físicas del Marceliano Ossa, ubicado en el sector de Combia, y se mantuvieron las obvias y necesarias separaciones de género. Asimismo, se realizaron las inversiones en instalaciones físicas, educativas, lúdicas y recreativas necesarias para lograr el cometido.

Con los años este establecimiento ha adquirido la connotación de regional, pues ante la inexistencia de otros similares en los municipios vecinos, ha debido soportar el ingreso de todos los menores infractores de Risaralda e, inclusive, de municipios de otros departamentos. Pero a pesar de los costos altos que implica el sostenimiento de este centro, puede afirmarse que sus resultados, a través de los años, son más positivos que negativos.

Ahora bien, con sorpresa vemos que la administración municipal anuncia que lo entregará en concesión, según palabras del Secretario de Desarrollo Social, Alexander Granados. No se le ha expresado a la opinión pública cuáles son las razones exactas de esta posible intención. Y no quiero creer que el propósito sea el de ahorrarse algunos recursos. Un tema tan delicado como este requiere la mejor disposición y el mayor de los esfuerzos por parte del gobierno y de la comunidad.

Por otro lado, tampoco se conocen los procedimientos precontractuales, si es que se han llevado a cabo. ¿Ha habido invitación pública? ¿Habrá concurso de méritos o licitación? Sin poner en tela de juicio la idoneidad de Hogares Claret, no encuentro sano que solo se esté hablando con una ONG. ¿Puede la Diócesis de Pereira presentar propuesta, o la Universidad Tecnológica, u otra entidad? Hay varias experiencias positivas con estas y otras instituciones en procesos de educación de menores en Pereira. Lo que parece no haber es suficiente transparencia.

¿Es posible fabricar una política futura para el manejo y la atención de los menores infractores, sin la participación de quien tiene hoy esa responsabilidad, y la ha tenido por más de un año, la doctora Martínez?
Algo no está bien.

Su voto: Ninguno (1 vote)
Compartir en facebookCompartir en twitter
Inicie sesión o regístrese para enviar comentarios