La función de la ortodoncia no sólo es alinear los dientes para que estéticamente se vean bien, va un poco más allá, es también corregir posición de maxilares y problemas de mordida, que traen como consecuencia, alteraciones en el rostro y trastornos en la masticación.

Hoy en día, la obsesión por lucir bien ha aumentado el uso de la ortodoncia, ya no se trata de minimizar solamente trastornos funcionales, sino que la moda por no tener defectos ha hecho que tenga un mayor auge, con técnicas novedosas que logran dientes con más durabilidad y sonrisas agradables.

Moda o necesidad

Hay un gran interés por mejorar la estética dental, cada vez son más las personas con brackets, tanto niños como adultos, y si se observa con un poco más de atención, se ven tratamientos de ortodoncia invisibles. Se pueden contemplar más dentaduras perfectas, sin dientes fuera de lugar o desordenados con mayor frecuencia.

En los últimos años, en muchas ciudades de España ha ido evolucionando la especialidad y profesionales con larga trayectoria en cuidados dentales están altamente cualificados para dar tratamientos de ortodoncia Granada con las técnicas más innovadoras. Las terapias de realineación de piezas dentarias en la actualidad, nada tienen que ver con las habituales de hace apenas unas décadas, en las que los instrumentos de ortodoncia utilizados resultaban incómodos, abultados y hasta alteraban el habla de los pacientes.

Uno de los principales motivos por el que los pacientes acuden a consulta, es para mejorar su aspecto estético y, por supuesto, su sonrisa. Tras un tiempo se sorprenden de los resultados obtenidos, ya que éstos no son solamente físicos sino también funcionales, al confirmar que se reducen los dolores en articulaciones y otros malestares.

También este tipo de tratamiento exige meses, y en algunos casos, años para poder ver los resultados. Por lo tanto, esto obliga en cierto modo a tener compromiso y seriedad para poder culminarlo con éxito.

¿Cómo funciona la ortodoncia?

En el tratamiento ortodóncico se utilizan diferentes tipos de brackets o alineadores. Pueden ser removibles, fijos, más o menos visibles, esto va a depender de la severidad del problema.

Técnica Invisalign

Este tipo de procedimiento es muy habitual en los pacientes adultos, porque tiene la ventaja de que el elemento es removible e invisible. Últimamente ha tenido muchos avances, y cualquier tratamiento de ortodoncia con la técnica Invisalign Granada redunda en mayor comodidad para el paciente, por lo que puede ser indicado para todo tipo de desalineación de las piezas dentarias.

Es considerado el tratamiento de ortodoncia más discreto que hay en el mercado, ya que tiene férulas que se ajustan a los dientes, fabricadas con alineadores, lo que permite que se corrija la mala postura de los dientes. Lo bueno de este sistema es que es muy estético porque no se utilizan los brackets tradicionales.

El Invisalign es más higiénico que el sistema tradicional, porque se puede quitar la férula para cepillarse y comer. Aparte, son mucho más cómodos y no se siente dolor durante el proceso.

Bracket metálico

Es uno de los más utilizados por ser más económicos y eficaces, se recomiendan para adultos y niños a partir de los ocho años, edad mínima para empezar un tratamiento. Su cuidado consiste en usar cepillos especiales y lavar los dientes tres veces al día, en el momento de ingerir ciertos alimentos, se debe hacer con mucho cuidado, ya que pueden dañar el aparato.

Lingual

Son los menos cómodos, fijos y difíciles de limpiar, éstos son colocados en la parte interna de la arcada dental. Son para pacientes adultos, es una ortodoncia prácticamente invisible.

¿Quién necesita ortodoncia?

El único que puede determinar quién la necesita o no, es el odontólogo o el ortodoncista. Después de realizar ciertos exámenes clínicos y radiografías, y basándose en los resultados, emitirá un diagnóstico donde decidirá si realmente requiere de este tipo de tratamiento. Algunas causas que aseguran que se necesita ortodoncia:

  • Sobremordida: los dientes de arriba cubren por completo a los de abajo.
  • Mordida invertida: se observa al paciente con apariencia de “bulldog”, es decir, los dientes inferiores sobresalen excesivamente hacia adelante con respecto a los dientes superiores.
  • Mordida cruzada: es cuando los dientes superiores obstruyen levemente por dentro de los dientes inferiores.
  • Mordida abierta: es un espacio que se produce entre los dientes anteriores superiores y los dientes anteriores inferiores
  • Desviación de la línea media: es cuando la línea imaginaria que divide a los dientes superiores de los inferiores en el centro, no se alinean.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here