Tanto en verano como en invierno, cualquier época del año se antoja como perfecta para disfrutar de una jornada de diversión con los más pequeños. Sin embargo, como ocurre siempre que se trata de realizar una actividad al aire libre con niños, se busca que tenga algo de didáctico. Y esto es algo que cuesta encontrar, especialmente cuando los más pequeños van avanzando en edad.

Ante esta circunstancia, los últimos años han ido apareciendo diferentes actividades con las que conquistar las tardes más divertidas. Una de ellas ha sido, sin duda, el paintball. Pese a que originalmente era un deporte que estaba pensado para los adultos, la realidad es que son diferentes las empresas que lo han adaptado para que los más pequeños también puedan disfrutar de todas sus ventajas. 

Una de las empresas líderes para jugar al paintball Madrid para colegios es Gran Paintball Madrid, que ha adaptado sus instalaciones para asegurar el disfrute de los más pequeños. Cuenta con un total de 9 escenarios, posicionándose como el espacio de paintball más grande de toda España. En ellos, los niños podrán disfrutar de los beneficios de este deporte, fomentando el compañerismo y la cooperación, siempre desde la máxima deportividad. Para ello, este espacio cuenta con material más innovador del mercado y ofrece a los asistentes la posibilidad de, a su conclusión, disfrutar de una barbacoa con la que comentar las mejores jugadas. ¿Quieres conocer todas las ventajas que el paintball para niños puede llegar a tener?

¿Cuáles son las ventajas del paintball para niños?

Como cualquier otro deporte, el la actividad del paintball posee importantes efectos positivos a nivel emocional y físico. Gracias a la liberación de endorfinas, considerada como la glándula de la felicidad. Con una extensión como ante la que nos encontramos, los más pequeños no dejarán de moverse mientras van cooperando en equipo en busca de la consecución de un objetivo en común: asaltar el campo contrario.

A nivel físico, la principal ventaja es que los niños trabajarán las diferentes habilidades a nivel de coordinación y motricidad, gracias a que serán muchas las zonas en las que tendrán que agacharse, reptar ¡y hasta trepar! Por eso, el paintball para niños se ha posicionado como una de las actividades más completas a nivel físico para los más pequeños. Además, al trabajarse al aire libre, el sistema inmunológico también se verá fuertemente desarrollado, debido a la Vitamina D que incidirá directamente como consecuencia del impacto de los rayos del sol.

Como cualquier otro deporte de equipo, otro de los aspectos positivos que el paintball puede llegar a tener en la salud de cualquiera que lo practique es lo relacionado con la comunicación y la integración social. Al ser un deporte en el que todo el equipo tiene un mismo objetivo, la comunicación entre todos los integrantes del equipo es clave para poder alcanzarlo con éxito.

Por otro lado, uno de los grandes miedos que todos los padres tienen a la hora de que sus hijos practiquen este tipo de actividades es lo que está relacionado con el daño que los más pequeños pueden sufrir en el transcurso de la actividad. Sin embargo, también es recomendable saber que todas las empresas que se dedican a ofrecer esta actividad tienen tanto las armas como las municiones especialmente preparadas para que los niños no reciban ningún daño, al contrario de lo que ocurre con los adultos. Lo que unido a los extra de protecciones que llevan, tus hijos estarán completamente protegidos ante cualquier circunstancia. 

¿Cuál es su impacto en nuestra salud?

Como ya hemos comentado previamente, lo primero que debemos de saber es que el paintball para niños es una de las actividades que mayor impacto va a poder tener en lo relacionado con la salud cardiovascular de nuestros hijos. Debido a que es una actividad en la que los más pequeños no van a dejar de moverse ni un solo segundo, todo el aparato cardiovascular y respiratorio va a realizar un notable trabajo.

Por otro lado, también es uno de los deportes que van a provocar el desarrollo de una serie de destrezas físicas y mentales que no podríamos alcanzar de ningún otro modo. Debido a los continuos cambios de estrategia que hay que realizar, unido a las dificultades que muestran todos los escenarios, el paintball para niños facilita que todos los participantes tengan que trabajar en común con el objetivo de realizar una serie de ejercicios que les permita desarrollar sus habilidades más extremas. 

A nivel físico, toda la zona de los brazos, lumbares, abdominales y piernas tendrán que trabajar al máximo, fortaleciendo la musculatura y favoreciendo el desarrollo de las articulaciones.

Como hemos podido comprobar, el paintball para niños es una de las actividades más completas que existen, eliminando por completo el riesgo que supone esta actividad para los adultos y desarrollando al máximo las diferentes habilidades de los niños. Un deporte muy completo con el que conquistar a los más pequeños. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here