Cuando conduces un coche, la responsabilidad no solo es llevar un volante en las manos, sino vigilar constantemente los tacómetros de aceite y gasolina. Si tu vehículo gasta mucha gasolina, algo no está funcionando bien. Para ello te explicaremos la razón del por qué un coche nuevo gasta mucha gasolina.

¿Por qué un coche nuevo gasta mucha gasolina?

Fugas

Esta es una de las principales causas que genera consumo masivo de gasolina. Estas pequeñas fugas constantes, al final hacen una gran cantidad de pérdida de combustible superior al consumo normal. Ahora bien, ¿qué ocasiona esas fugas?

Una puede ser que el coche tenga una pieza dañada, que esté rota la manguera de la bomba de gasolina, o que haya problemas en la válvula de los inyectores; o tener alguna fisura en el tanque, por lo que es conveniente revisar. Cuida cerrar bien la tapa del depósito del combustible para que éste no se evapore.

Piezas dañadas que hacen que un coche nuevo gasta mucha gasolina

Conviene que atiendas al funcionamiento de las siguientes piezas:

  • Convertidor catalítico: Cuando éste se bloquea, el combustible no se procesa bien porque se mezcla con el aire. Como no se produce bien la combustión, aumenta el consumo de gasolina para que el coche pueda andar.
  • Bujías: La bujía dispara el chispazo dentro de la cámara de combustión, “prendiendo” la mezcla de aire y gasolina que comprime el pistón del motor. Si la bujía no está en buen estado el proceso de combustión no se da bien, incrementándose así el consumo de gasolina.
  • Batería: Si no está en buen estado, no le llevará suficiente energía a las bujías para que estas disparen la chispa para el proceso de combustión, esto también incrementa el gasto de gasolina.
  • Sensores de temperatura: Si estos no están funcionando bien, el sistema de enfriamiento no funcionará óptimamente. Si el coche funciona con una temperatura más alta, el consumo de gasolina y aceite se incrementarán.
  • Sensor de oxígeno: La combustión en el motor tiene que darse con una mezcla “perfecta” de aire y gasolina. Si hay poco aire en la combinación se produce una emisión rica en combustible sin quemar, lo que contamina el ambiente. Si en la combinación hay más aire que gasolina, la emisión contaminante será de óxido de nitrógeno. En ambos casos, habrá un mal desempeño del motor que a la larga lo dañará y que mientras está incrementando el consumo de gasolina.
  • Neumáticos: Cuando estos tienen menor cantidad de aire que la indicada, aumenta la superficie que hace contacto con el suelo. Esto puede llevar a desalinear las ruedas, lo que redunda en un mayor gasto de combustible.

Malos hábitos en el manejo que incrementan el gasto de gasolina

Muchos conductores tienen malos hábitos que contribuyen a gastar más gasolina y estos son:

  • Mal uso del acelerador y las frenadas: El exceso de velocidad y los acelerones en las arrancadas incrementan el gasto de gasolina y no ahorran tiempo. Se gana más cuando circulamos a una velocidad fija aunque esta sea algo menor. Esto conlleva también a evitar un exceso de frenadas para estar bajando la velocidad. Así sufre menos el motor de tu vehículo.
  • Exceso de carga: Esto incrementa el gasto de gasolina porque el motor se ve forzado a mover un mayor peso; y también afecta la presión de los neumáticos del vehículo.
  • Conducir con las ventanas abiertas: Evita esto sobre todo si tienes el sistema de climatización encendido. Además estarás afectando la aerodinámica del coche.

Esperamos con este artículo puedas tener mayor conciencia en cuidar tu coche, mejorar tus hábitos de conducción y contribuir así a que tengas un menor gasto de combustible.

coche nuevo gasta mucha gasolina

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here