La leche de soja o soya  se consigue mezclando las semillas de soya con agua; lo que se obtiene no es precisamente leche como tal, solo que se le asigna este nombre debido a la apariencia blanquecina; su  denominación  correcta  seria  jugo o bebida de soja.  Esta planta es originaria de Asia, específicamente en el norte y centro de China; antiguamente la soya era considerada como una de las 5 plantas sagradas en China.

En este sentido, en Japón, China y Corea, la soja generalmente se ingiere  entera, en grano o semilla; y en productos artesanales, como el tofu y los fermentados tempeh, y miso. Por otro lado, en el continente Europeo y Norteamericano, se consume más como  leche,  texturizados y concentrados de proteínas.

Como actualmente la leche o jugo de soja se consume  más que otras bebidas vegetales (como almendras, avena, entre otras), han surgido cuestionamientos sobre qué beneficios nos confiere a la  salud  el ingerir  la leche  de esta planta. De allí que nos surja la inquietud de ¿cuáles son sus propiedades  y en qué nos ayuda si la consumimos?

¿Cuáles son las propiedades que posee la leche de soja?

Dentro de las múltiples propiedades  que  ofrece la leche de de soja, se encuentran las siguientes; la soja es la única legumbre que tiene todos los aminoácidos esenciales para el cuerpo; por lo que es de fácil digestión, favoreciendo la regularidad  del ritmo intestinal. También es recomendada en casos de enfermedades como la diabetes y usada comúnmente en dietas para perder peso.

Posee un alto nivel de lecitina, que actúa de manera positiva en la memoria y el envejecimiento; además  contribuye a regular  los triglicéridos  y el colesterol, evitando dificultades cardíacas y conserva las arterias limpias. También es  útil en la prevención de la litiasis biliar.

La leche de soja puede ser consumida por jóvenes y adultos, pero no  es recomendable  su  uso en niños menores de 5 años. Resulta idónea  para personas con intolerancia  a la lactosa; siempre y cuando la tomen con mesura y variándola  con otras bebidas vegetales. Gracias a las proteínas que contiene la soja, contribuye a fijar  el calcio, resultando de gran ayuda en la osteoporosis.

La leche de soja contiene  diversas vitaminas: vitamina A, E, B1 y B2, acido fólico; aportando  también  minerales como son: el hierro, magnesio, cobre, fósforo y manganeso; otra de sus gentilezas son los estrógenos vegetales que tiene, es decir, las isoflavonas;  cuya acción ejerce un mecanismo de protección contra el cáncer mamario en la mujer.

Beneficios que ofrece la leche de soja

Uno de los principales beneficios a considerar y que también se presta a discusión, es su efecto anti cancerígeno; puesto que la leche de soja contiene isoflavonas (genisteina y diadzeina), que por tener una actividad similar al estrógeno femenino, protegen o evitan la formación de tumores, sobre todo a nivel mamario.

Según estudios por especialistas, quedó demostrado que la ingesta de  leche de soja incide positivamente; reduciendo la mortalidad por cáncer y otras enfermedades, tales como: diabetes, obesidad, hipertensión, etcétera. Otra de sus bondades, es que  no tiene caseína; lo que  representa un gran beneficio para las personas  con alergia a la leche de vaca; igualmente  tiene  facultades antioxidantes, antiinflamatorias, y estimulan las defensas.

La leche de soja goza de abundantes proteínas de alto valor biológico; confiriendo al organismo más proteínas que la leche  de vaca, carnes y huevos; con la ventaja de tener menos grasa saturada. Del mismo modo, actúa reduciendo o aminorando los efectos causados por la menopausia. Así  mismo, apoya  en la disminución del colesterol malo (LDL).

Propiedades y beneficios de la Leche de Soja
5 (100%) 1 vote[s]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here