La espelta (Triticum spelta), es un cereal, cuya semilla es una diversidad antigua de trigo; llamada también escanda o escaña mayor, de origen en el Medio Oriente, extendiéndose por Europa y la zona Mediterránea. Este cereal, aunque resiste mejor los ataques de plagas y el clima en comparación al trigo; requiere de un elevado costo para procesarlo. A continuación conoceremos más sobre la espelta y sus propiedades y usos.

La espelta (Triticum spelta), es un cereal, cuya semilla es una diversidad antigua de trigo; llamada también escanda o escaña mayor, de origen en el Medio Oriente, extendiéndose por Europa y la zona Mediterránea. Este cereal, aunque resiste mejor los ataques de plagas y el clima en comparación al trigo; requiere de un elevado costo para procesarlo. A continuación conoceremos más sobre la espelta y sus propiedades y usos.

Propiedades de la espelta

Durante un tiempo disminuyó su producción y comercialización. Sin embargo, hoy en día ya está siendo nuevamente cultivada; ofreciendo sus bondades nutricionales gracias a sus propiedades; siendo una de sus principales: es gran fuente de proteínas, mucho más que el trigo normal; así como fibras solubles, bajas en glúcidos, por lo que se va liberando lentamente en el organismo.

Otra de sus propiedades es que posee vitaminas B (principalmente rivoflabina y niacina), E (como fuente antioxidante); y minerales, tales como: magnesio, hierro, potasio, zinc, fósforo, entre otros. Además es bajo en grasas, haciéndolo más tolerable que el trigo; aun así, la espelta contiene gluten, por lo que no es recomendable en personas celiacas.

Por otro lado, si la persona es intolerante al trigo, pudiera usarla bajo supervisión médica; y de acuerdo al grado de sensibilidad que tenga, ya que es más tolerada en el organismo que el trigo normal. Siendo ideal comprarla lo menos procesada posible; es decir, de forma integral o artesanal; ya que así conserva sus propiedades indemnes.

Usos de la Espelta

La espelta es un cereal que se puede conseguir en varias presentaciones: la más común es en forma de harina; que es utilizada para la preparación de tortas, panes y galletas entre otras, siendo más sanas para el organismo. También están otras modalidades como los copos de espelta, gofio de espelta y espelta inflada. Con estos puedes preparar cremas, sopas, guisados con vegetales; e incluso cocinar los granos de espelta como sustituto de arroz. El único detalle con este cereal es que requiere más líquido cuando lo cocinas; esto debido a su textura gruesa. Sin embargo, ofrece un exquisito sabor y por contener menos gluten los panes son más suaves y tiernos.

Espelta

Los copos y espelta inflada, también los puedes incorporar en la  elaboración de barras energéticas y en granolas o mezcladas con yogurt, para un desayuno o merienda; y el gofio preparado como atol, o en sopas y/o postres; Otro de sus usos, es en la medicina tradicional china.

Implementada en las alteraciones intestinales (estreñimiento, gastritis, colitis entre otras) y estados de tensión emocional, como el estrés; ya que debido a su nivel energético es del tipo yin (bienestar); favoreciendo una buena digestión, puesto que es mejor asimilada por el organismo antes que otro cereal.

¿Qué beneficios ofrece el uso de esta semilla?

Gracias a sus atributos nutricionales, ofrece una alternativa de alimentación más saludable aportando fibra y proteínas de alto valor biológico; contribuyendo en casos de obesidad, incluido en dietas y/o regímenes para bajar de peso. Tiene por otro lado un efecto antiinflamatorio.

Adicionalmente, protege la flora intestinal, puesto que contiene polifenoles que ejercen una acción pre-biótica; favoreciendo el sistema digestivo. Es recomendado para los estados de insomnio y en migrañas. De la misma manera, su consumo regular ayuda a prevenir afecciones cardíacas y del colesterol, ya que es bajo en grasas.

Así como puede contribuir positivamente al combate de la diabetes mellitus, porque, tiene un bajo índice de glúcidos. Igualmente en la prevención de asma en los niños. Y como gran coadyuvante para el sistema inmunológico. Además de que son más digeribles y saludables.

Gracias a su cubierta exterior dura, admite un cultivo ecológico; sin que requiera la aplicación de fumigaciones y plaguicidas que contaminan el medio ambiente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here