El tepache es conocido como originario de México y es una bebida muy agradable y refrescante; elaborada principalmente a partir de la corteza de la piña que se deja fermentar. En otros países el tepache es llamado guarapo de piña o agua de piña fermentada; y es muy consumido en climas calurosos por grandes y chicos. Hoy hablaremos sobre el tepache y cómo prepararlo. Sus ingredientes están casi siempre a la mano, su preparación es fácil y tiene un rico sabor.

Muchos piensan que el tepache surgió durante la cultura Maya por eso se le considera una bebida muy apreciada. Por aquel entonces el tepache estaba muy relacionado y siempre presente en sus ritos religiosos. Otros creen que fueron los Mexicas quienes preparaban el tepache pero a base de maíz fermentado y de allí que la palabra tepachoa signifique moler. En fin, es indiscutible que su origen es milenario, y que hoy podemos disfrutar de esta sabrosa bebida fácilmente.

Hoy se denomina tepache a la bebida resultante de la fermentación de frutas; siendo el tepache de piña el más popular y consumido en muchos países. El tepache es tan versátil y sabroso que se comercializa por igual en puestos de ventas ambulantes como en bares y restaurantes. Así que hoy te traemos la receta. Toma nota y ponte creativa, te aseguramos que luego de probarlo añadirás el tepache a tu lista de bebidas favoritas para disfrutar días soleados en buena compañía.

Tepache

Cómo hacer tepache casero

Ingredientes

2 piñas

4 litros de agua

1 kg de papelón rayado o azúcar morena

Canela y clavos de olor a gusto

Preparación

Coloca en una olla de tamaño adecuado el agua, el papelón o azúcar, la canela y los clavos a fuego bajo unos minutos hasta que todo se integre completamente; y los sabores y olores se activen. Luego retira del fuego y reserva en un envase.

A continuación, lava muy bien las piñas y con un cuchillo de cierra y mucho cuidado corta la cascara de la piña. El corazón de la piña también puedes usarlo en la preparación del tepache, e incluso la pulpa en trozos si lo deseas. Si no quieres usar la pulpa, puedes reservarla para otra preparación.

En un recipiente con la capacidad adecuada para contener todos los ingredientes y que no sea metálico, añade las cascaras de piña, el corazón y la pulpa si así lo deseas. Incluye también el agua aromatizada y endulzada a temperatura ambiente. Procede a tapar el recipiente con una gasa o paño de algodón muy limpio y una cinta, goma o liga. Nunca tapes el envase de forma hermética pues el proceso de fermentación podría romperlo y sería todo un caos.

Coloca el envase en un lugar seco, oscuro y caliente de tu cocina hasta que comiencen aparecer en la preparación espuma y burbujas; esto ocurre casi siempre a las 36 o 40 horas. Sin embargo, el proceso de fermentación puede adelantarse o atrasarse dependiendo del clima donde habites.

Transcurrido el tiempo, destapa y prueba la preparación. En mi caso me gusta poco fermentado; pero si es tu gusto puedes dejar que el proceso de fermentación continúe 1 o 2 días más para un sabor más fuerte. Toma en cuenta que si lo dejas mucho tiempo el tepache tendrá un sabor agrio no muy agradable. Al obtener el sabor de tu preferencia cuela el líquido, rectifica de azúcar,  añade hielo y disfruta este delicioso tepache.

Puedes guardar la preparación en tu refrigerador por varios días sin ningún problema. Y no queda más que incluir este rico tepache de piña en nuestros ratos de disfrute del verano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here