La enfermedad de Parkinson o mal de Parkinson es una enfermedad muy conocida. Cada vez más escuchamos casos de personas con este tipo de padecimiento. Y las consecuencias de la misma son devastadoras. Pero, ¿qué es la enfermedad de Parkinson? En este artículo te informaremos más de esta enfermedad. Además de sus síntomas y causas.

Conoce la Enfermedad de Parkinson

La Enfermedad de Parkinson

Esta es una enfermedad progresiva neuro degenerativa. Afecta la parte del cerebro que controla el sistema motor del cuerpo. Y al llamarse progresiva, quiere decir que los síntomas aparecen gradualmente y se van intensificando. Su nombre se debe al médico inglés, James Parkinson el cual descubrió en 1817 los síntomas de un síndrome al que llamo Parálisis Agitans; unos años después se le denominó como enfermedad de Parkinson.

La gran mayoría de las personas que sufren de esta enfermedad son mayores de 60 años. Un aproximado de 6.3 millones de personas sufren de mal de Parkinson; y normalmente los hombres se ven más afectados por ella que las mujeres.

Causas de la Enfermedad de Parkinson

Una de las principales causas de esta enfermedad, es que se va presentando cuando las células nerviosas no producen suficiente cantidad de dopamina; la cual es un neurotransmisor fundamental para las funciones motoras del cuerpo. Cuando los niveles de dopamina disminuyen, se genera esta anomalía en el cerebro, lo que va produciendo los síntomas. Aunque se desconoce el origen exacto de la enfermedad de Parkinson, pueden influir los siguientes factores:

Factores Genéticos

Esta no es la principal causa de la enfermedad de Parkinson; sin embargo, en ciertos grupos familiares resulta genético uno de los factores que influyen en la aparición del mal de Parkinson. Entre un 10 y 15% de los diagnósticos se detecta una influencia hereditaria.

Factores Ambientales

Los factores tóxico-ambientales también inciden en esto. El riesgo de sufrir la enfermedad de Parkinson aumenta tras la exposición de sustancias tóxicas, tales como pesticidas, herbicidas o insecticidas. Esto, junto a la predisposición genética, puede desencadenar los síntomas de esta enfermedad.

Síntomas

Como esta enfermedad es progresiva, los primero síntomas se presentan de forma leve, y van agravándose con el paso del tiempo. Según algunos estudios, hay síntomas que anteceden a los motores, tales como: depresión, alteraciones del sueño e irritabilidad, entre otros. Los síntomas motores más eventuales son:

  • Temblores: este es uno de los síntomas más característicos de la enfermedad de Parkinson. Se empieza con sacudidas o temblores leves en las extremidades y van aumentando. Puede ser en la mano, dedos o pie. Aunque pueden extenderse incluso a la mandíbula.
  • Rigidez muscular: se presenta rigidez en los brazos, piernas o el tronco. Los músculos rígidos pueden causar dolor y dificultad para los movimientos. E incluso esta rigidez puede extenderse hacia la cara, perdiendo la expresividad de la misma. Además de presentar problemas para mantener una correcta postura.
  • Bradicinesia: esta es la pérdida de la espontaneidad de los movimientos. Se presenta una lentitud en la realización de los mismos, realización de movimientos que antes eran casi automáticos.
  • Dificultad para tragar y masticar: esta tarea cotidiana se hace más difícil debido al mal funcionamiento de los músculos. Esto acarrea la acumulación de saliva y el babeo, además de atragantamientos por la dificultad para masticar.
  • Estreñimiento: esto se presenta en un 50% de los pacientes con esta enfermedad, debido a la lentitud de los músculos intestinales.

Tratamiento

La enfermedad de Parkinson no tiene cura. Los tratamientos disponibles tienen como fin disminuir la progresión de la enfermedad, así como de sus síntomas. Ya que la dopamina no puede administrase directamente, el tratamiento se encarga de favorecer la producción de la misma, o de retrasar su disminución. Estos fármacos se van administrando según la etapa de la enfermedad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here