A la hora de comprar una casa, una de las principales cosas que tomamos en cuenta es la climatización de la misma. La calefacción es una parte fundamental de la vivienda, sobre todo cuando se acerca la época invernal. Y no podemos ni imaginarnos una vivienda sin aire acondicionado en los meses de intenso calor; especialmente porque la mayoría de los países cuentan con las 4 estaciones. Sin embargo, existe un tipo de vivienda muy peculiar que sorprendentemente no necesita de calefacción u otro artefacto para climatizarse. En este artículo te daremos a conocer este tipo de vivienda: las llamadas casas pasivas. Pero, ¿qué es una casa pasiva?

Una casa pasiva o Passivhaus es, en pocas palabras, una vivienda que demanda poca o ninguna energía para climatizarse. No tiene que ver en sí con el tipo de materiales usados en su construcción, sino el modo en cómo es construida.

Conoce el Concepto de Casa Pasiva

Características de una Casa Pasiva

  • La fachada de las ventanas es diseñada con grandes aberturas dirigidas al sol. Estas actúan como captadoras de calor en el invierno. A su vez, en estas mismas ventanas se utilizan pérgolas para mantener la vivienda fresca de la incisión del sol en el verano. Las ventanas cuentan con triple vidrio rellenas con gas argón; cumpliendo con los requisitos de transmitancia térmica del Passivhaus Institute.
  • Cuentan con aisladores de gran espesor y calidad en las paredes, los suelos y cubierta. Por lo que elimina los puentes térmicos. Y las perdidas energéticas y de calor son mínimas.
  • Una casa pasiva tiene limitado al máximo las filtraciones de aire. No se precisa abrir las ventanas para mantener el ambiente de la casa fresco; ya que viene incluido un sistema de ventilación mecánico. Esto hace que el aire que esté dentro de la casa esté en constante recuperación y renovación; lo que proporciona un aire limpio y puro. Además de un ambiente libre de polvo y ácaros.
  • Gracias a su diseño inteligente y bioclimático, una casa pasiva requiere menos esfuerzo y gastos para enfriar, calentar o alumbrarla; menos que una casa convencional.

Ventajas de una Casa Pasiva

Una de las ventajas más sobresalientes de las Passivhaus es sin duda el ahorro energético; el cual es de un 70% u 80%.

La casa pasiva se adapta muy bien al ambiente regional; este es uno de los factores que se tiene en cuenta a la hora de construirla. En verano, la estructura de la casa logra una mayor protección de la incisión de los rayos solares. Por otra parte, en invierno, el cierre hermético de las ventanas y puertas logra que no haya filtraciones de aire; lo que mantiene el aire caliente adentro. Por lo que se puede calentar la vivienda con poca energía. Logrando así la temperatura perfecta con un gran ahorro energético y monetario.

Una casa o edificio construido bajo los términos de Passivhaus cuesta un 5% o 10% más que las casas o edificios convencionales. Sin embargo, ese gasto se rentabiliza gracias al gran ahorro energético y de mantenimiento.

Passivhaus Institute

El Instituto de la Casa Pasiva (PHI) fue fundado en 1996. Es el instituto que ha asumido el liderazgo para llevar a cabo a plenitud el concepto de Casa Pasiva. Se encargan de la investigación, el desarrollo de conceptos de construcción, componentes de construcción, herramientas de construcción; además del control de calidad para edificios eficientes, energéticamente hablando.

Este instituto actúa como un certificador independiente para el visto bueno a edificios y viviendas que cumplan los requisitos de una Passivhaus, analizando todos sus componentes como lo son las puertas, ventanas, sistemas de ventilación, etc. Además de proporcionar una asesoría profesional certificada alrededor de todo el mundo.

¿Qué es una Casa Pasiva?
¡Valora el contenido!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here