El cannabidiol (CBD) es uno de los cannabinoides derivados de la planta de cáñamo. Se trata de un compuesto sin efectos psicotrópicos, con un potencial medicinal comprobado. En los últimos años, el cannabidiol se posicionó como una de las terapias con más seguidores en todo el mundo.

Sus valiosos beneficios anti-psicóticos, antioxidantes, ansiolíticos y antitumorales, lo convierten en una herramienta vital para las medicinas alternativa y complementaria. En las siguientes líneas se explica qué es, para qué sirve y sus principales beneficios.

Diferencias entre el THC y el CBD

Si bien el cannabidiol y el tetrahidrocannabinol (THC) están elaborados a partir de las plantas puras o sepas del cannabis, son completamente diferentes.

CBD

  • No provoca reacciones psicoactivas.
  • Es legal. Su uso es seguro y no produce efectos secundarios.
  • Contrarresta los síntomas psicotrópicos del THC.

THC

  • Es un psicoactivo.
  • Genera síntomas como la ansiedad, paranoia, baja de tensión, entre otros.
  • Es ilegal en muchos países.

¿Cómo actúa el CBD?

Para entender cómo funciona, es necesario conocer su química y biología. El cáñamo es tratado con varias técnicas industriales, con el objeto de producir cantidades insignificantes de THC y altos niveles de CBD.

Su molécula precursora es el ácido cannabiogerólico (CBGA). La enzima denominada CBDA sintasa, se encarga de producir un enlace éter adicional. Este es el responsable de convertir el CBGA en CBDA. Por medio de la descarboxilación esta sustancia se transforma en CBD activo.

El sistema nervioso está compuesto por un gran número de receptores. Uno de ellos es el sistema endocannabinoide. Este conjunto está situado en el sistema nervioso periférico y en el cerebro. Influye directamente en las zonas que regulan el movimiento, la concentración, la memoria y la percepción. El sistema endocannabinoide actúa en diferentes procesos fisiológicos como el dolor, el apetito y el estado de ánimo.

En la página web https://nordicoil.es/, se pueden consultar las características de cada una de las presentaciones comerciales del cannabidiol. Está disponible en cápsulas, aceite, líquidos y también en forma de suplementos alimenticios.

¿Cómo se consume el CBD?

Como consecuencia del incremento en su demanda comercial, los fabricantes han generado productos ajustados a las necesidades de cada persona, ya que los usuarios tienen edades y diagnósticos diversos. El propósito es facilitar su adquisición e ingesta.

Estas son las 4 formas más populares para su consumo:

  1. Tinturas sublinguales: Es un método práctico y efectivo. Consiste en aplicar pequeñas cantidades de aceite crudo de CDB, debajo de la lengua. El gotero es la herramienta ideal para este procedimiento. La absorción va directamente al flujo sanguíneo. Se pueden apreciar sus beneficios rápidamente.
  2. Cápsulas de gel: Tienen la misma composición de las tinturas, con una concentración predefinida. Este formato permite calcular correctamente las dosis según cada caso.
  3. Extractos concentrados: Están disponibles en varias formas: cera, CBD Shatter, CBD isolate, entre otros. Para usarlos correctamente, será necesario un vaporizador de concentrados con atomizador.
  4. Bálsamos y lociones tópicas: Se aplica sobre las zonas afectadas por dolor o inflamación. Provoca un alivio casi instantáneo. Es muy útil en afecciones crónicas.

Usos y beneficios

Este componente puede adquirirse sin receta médica. Sus propiedades son múltiples. Ensayos clínicos y estudios realizados por importantes laboratorios demuestran sus increíbles ventajas para el tratamiento de las siguientes padecimientos:

  • Es antiepiléptico. Disminuye la severidad y frecuencia de los ataques.
  • Alivia las náuseas y el vómito.
  • Tiene efectos neuroprotectores y antiinflamatorios. Mejorar la calidad de vida en pacientes con la Enfermedad de Parkinson, Alzheimer, neurodegeneración por adicción al alcohol, esclerosis múltiple, entre otros.
  • Inhibe la metástasis y reduce el crecimiento tumoral. También tiene cualidades oxidativas.
  • Es un ayudante muy efectivo en el tratamiento de las adicciones a la heroína, la cocaína o el tabaco.
  • Es inmunomodulador.
  • Su efecto ansiolítico es ideal para disminuir el estrés, insomnio, ansiedad y trastornos psiquiátricos.
  • Disminuye los síntomas de dolencias inflamatorias como la enfermedad de Crohn, poliartritis crónica o la inflamación intestinal.
  • Ayuda a reducir los efectos secundarios de la quimioterapia.
  • Sirve como medicina tópica para quemaduras, acné y otros problemas de la piel.
  • Es energizante. Provee una sensación de bienestar en personas de la tercera edad.
  • Estimula la actividad de los osteoblastos y  acelera la recuperación de las fracturas.
  • Es un protector contra la esteatosis hepática.
¡Valora el contenido!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here