La llegada de un bebé suele ser por naturaleza una situación desconcertante para la madre; más aún cuando es un embarazo inesperado, así que solemos sentirnos abrumadas y desesperadas. Pero siempre podemos ver esa luz al final del túnel; así que te daremos algunas orientaciones que pueden ser de mucha ayuda en momentos como estos.

Un Embarazo Inesperado, la Cuenta Regresiva

En este momento podemos sentir como si literalmente el mundo se detuviera; y justo allí comenzamos a llenar la mente de un sin fin de preguntas, dudas, temores, teorías falsas y hasta cosas que solo suceden en nuestra imaginación o en las películas; así que lo más urgente y necesario, es estar calmada.

Quizá puedas decir que es la frase que más has escuchado por estos días y piensas que no te sirve de nada; pero vas a necesitar estar calmada para tomar decisiones importantes, que nadie puede tomar por ti; y si te dejas llevar por las emociones o sentimientos negativos, puede que luego te pesen.

Tu hijo Nunca es un Error

Si bien es cierto que la sociedad moderna intenta hacer ver el aborto como una decisión de mujeres inteligentes que deciden cómo quieren vivir, nada está más lejos de la realidad que eso; muchos estudios han confirmado el grado de afección física y mental que esto puede ocasionarle a las mujeres. Estas secuelas difícilmente pueden superarse y más adelante suelen ser un desencadenante para problemas de pareja o si decides ser madre en otro momento.

Así que nunca pienses que un hijo es un error; si no ha llegado en el momento más oportuno o no estaba en tus planes ser madre, no tienes pareja u otras circunstancias que te estén ocurriendo, podemos decirte que la concepción es un milagro que ha ayudado a muchas madres a ser más responsables. Además, en sí, el hijo no es el error, más bien podemos decir que el error se basa, en muchos casos, en la manera como manejamos nuestra sexualidad.

Aunque también debes saber que son mínimos los embarazos a término que han sido planificados; si se tratara de una acción consiente y planificada, podemos decir que la humanidad estaría en peligro de extinción; ya que casi nunca consideramos que estamos totalmente preparadas y listas, o que estamos en el momento ideal para ser madres; así que ese momento casi nunca llegaría.

Comienza a Actuar, pero Hacia el Camino Correcto

Realmente esos meses de gestación se van rápidamente; así que debes actuar, lo primero es acudir al médico a un chequeo de rutina para saber si todo marcha bien; también debes ser consciente que debes mejorar tus hábitos de alimentación y evitar vicios nocivos como el cigarrillo, etc.

Ahora bien, lo que no debes hacer, es irte a hacer compras impulsivamente o empezar a pensar en la escuela que vas a elegir; se trata más bien de tomar decisiones a corto, mediano y largo plazo.

En el primer momento debes ocuparte de tu salud, alimentación y descanso; a medida que avanza la gestación, debes pensar en lo relacionado al parto, como decidir donde nacerá o el tipo de parto que te recomiende tu médico. Luego puedes optar por comprar aquellas cosas indispensables y que vas a necesitar, como pañales, ropa, cuna, etc.

Pide Ayuda Cuando sea Necesario

También es importante que estés mental y emocionalmente preparada, algo que puede ayudarte es leer e investigar temas positivos sobre el embarazo; también puedes hablar con personas que hayan pasado por una situación similar y puedan darte buenos consejos. Es muy importante que pidas ayuda cuando sea necesario, sin temor al qué dirán, desahógate y expresa tus miedos, verás que, en muchos casos, es la mejor terapia.

Y si hay heridas emocionales por no tener un apoyo de pareja, date tiempo para sanar, pero siegue adelante; este nuevo reto hará de ti una gran mujer, una gran madre y tendrás la mejor recompensa posible: tu hijo; y en poco tiempo habrás superado este embarazo inesperado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here