Es necesario tener mucha higiene y vigilancia si nuestra mascota tiene alguna lesión, de lo contrario se enfermará de miasis o gusanera. Ahora bien, ¿qué debes hacer si tu mascota  tiene gusanos? si tu animalito ya está infectado de gusanos, es porque previamente tenía una herida y las moscas depositaron allí sus huevos. Las larvas comienzan a alimentarse del tejido y van segregando enzimas que aceleran el proceso de descomposición, dañando la carne del animal.

Ante esto, debes actuar rápidamente, para que la vida de tu mascota no peligre. Si te descuidas, las moscas aprovecharán al máximo el tiempo que les des para colonizar con sus larvas tu mascota; la herida se hará cada vez más grande y el hedor atraerá otras moscas que también pondrás sus huevos allí.  La miasis puede afectar órganos vitales si no es tratada adecuadamente. Sigue nuestras sugerencias y preserva la vida de tu mascota.

Qué hacer si tu mascota tiene gusanos

Debes observar cuidadosamente la herida, a fin de identificar las larvas en movimiento; también si la herida  supura y se presenta el típico olor a podrido.

Si te es posible, acude inmediatamente al veterinario, quién es el más indicado para examinar, diagnosticar y limpiar la herida; también indicará el tratamiento adecuado a seguir. Además, te dará toda la orientación que requieras para evitar complicaciones.

Es necesario actuar rápidamente si tu mascota tiene gusanera, ya que además de los gusanos,  la infección que causan las bacterias y otros microorganismos contaminantes y la pérdida de líquidos puede contribuir a que muera. Si por alguna circunstancia te es imposible acudir al veterinario, debes seguir tres pasos para eliminar la miasis en tu mascota: limpiar la herida, extraer los gusanos, y desinfectar la zona tratada.

Debes limpiar suficientemente y extensamente toda la zona afectada con una mezcla de agua limpia y povidona, o solamente con suero fisiológico. Usa guantes para evitar complicaciones en tu salud. Luego de la limpieza, procede a extraer las larvas con una pinza previamente desinfectada con agua y povidona.

Generalmente se tapa la zona herida por un espacio de tiempo, a fin de que no pase el oxígeno y los gusanos suban hacia la superficie. Los gusanos deben ser eliminados uno a uno y totalmente, este proceso requiere paciencia, cuidado, diligencia y esmero. Evita despedazar las larvas para luego que no se complique la situación con una gran infección.

Luego de la extracción de todos los gusanos que había en la herida, se debe desinfectar  meticulosamente toda la zona. Se procede a poner un  poco de antibiótico y otro tanto de algún producto matagusano y cicatrizante. Se recomienda cubrir la herida con una gasa limpia. Continua este proceso a diario, hasta la sanación completa del tejido.

Otras sugerencias para continuar el cuidado

Las mascotas debe ser desparasitadas con frecuencia, para evitar los daños por gusanos internos. Este tipo de desparasitación interna ayuda al animal a no ser víctima fácil de los gusanos externos. Consulta a un experto para esto.

En épocas de humedad y mucho calor, proliferan los insectos (más aún las moscas); por ello, mantente vigilante a cualquier herida que tenga tu mascota, por más pequeña que sea. También debe vigilarse a las crías cuando nacen, pues las moscas buscan las áreas como el ombligo, los ojos, el ano y otros orificios para depositar sus larvas.

Las zonas donde duermen las mascotas deben ser limpiadas a conciencia. Igualmente los envases donde comen o beben agua, así como los lugares donde defecan. Mantén el aseo frecuente y apropiado de tu mascota, así evitarás que sea blanco directo de las moscas y sus larvas.

¡Valora el contenido!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here