Cuando una pareja decide casarse es porque piensan mantener una unión conyugal para toda la vida; sin embargo, con el transcurso de los meses y años, empiezan las discusiones por distintos motivos, que hacen que en algunas ocasiones la vida en pareja se convierta en una tortura. Es por ello que en este post te mostraremos qué pasos debes dar para divorciarte.

La difícil decisión de divorciarte

Hay parejas que superan esta situación de conflicto con terapia y con muestras de amor de uno con el otro. Pero hay parejas que no llegan a reconciliarse y la única solución es la separación y el divorcio. De lo contrario, podrían llegar a una situación lamentable de agresión.

Es por ello que cuando una pareja decide separarse, lo hace pensando en terminar la relación conyugal de manera formal; es allí donde empieza un mundo legal, que dependiendo de la madurez y socialización que haya entre los cónyuges, esta etapa es rápida y sencilla, o larga y dramática.

Ninguna ruptura conyugal es fácil, se supone que ese paso se da porque es insostenible la vida en pareja; aún más si ese matrimonio tiene hijos. En esos casos, lo más recomendable es mantener a los hijos fuera del conflicto de pareja.

Es difícil hacer esto, ya que los hijos siempre se van a dar cuenta de que algo malo pasa en casa; por lo que es fundamental que los hijos sean afectados lo menos posible.

Pasos básicos que debes dar para divorciarte

Cuando ya la pareja está consciente y decidida de separarse por el bien de ambos, es necesario que den una serie de pasos para que este proceso de separación y futuro divorcio sea lo menos traumático posible. Es por ello que te sugerimos que pongas atención a estos pasos básicos:

Primer paso

Aunque la decisión de separarse o divorciarse la puede tomar cualquiera de los cónyuges, es fundamental que esta decisión sea compartida y comunicada al otro cónyuge; con el objetivo de que ambos puedan iniciar los pasos legales y que cada uno tenga su asesoramiento profesional en manos de abogados matrimonialistas.

Es importante tener en cuenta que no todas las parejas se comportan igual cuando están en un proceso de separación y futuro divorcio; por lo que es necesario que ambos estén conscientes de la ruptura de la comunidad conyugal.

Porque lo más seguro es que después de la separación vengan una serie de interrogantes que pondrán a fuego esta situación. Como, por ejemplo: ¿Quién se queda viviendo en la casa de uso familiar?, si hay hijos, ¿Quién se queda con la custodia y cómo se dividirán los gastos de los hijos?

Es por ello que al decidir separase, lo más prudente y aconsejable es iniciar inmediatamente el proceso legal; para que todas esas interrogantes queden establecidas claramente.

Segundo paso

Este segundo paso está relacionado con el primero; ya que para tener certeza y confianza de los acuerdos legales a los que vayas a llegar, y que tus derechos y obligaciones estén garantizados, debes tener el asesoramiento de un abogado especialista en divorcios.

Eso sí, por el bien psicológico y emocional de los hijos (si los hay) y de los cónyuges, les sugerimos que no permitan que ese proceso de separación y divorcio se convierta en una batalla para demostrar quién es el más fuerte.

Tercero paso

Este último paso es el más crucial, ya que deberán decidir qué tipo de procediendo judicial utilizarán para dirimir el divorcio. Es decir, si la ya ex pareja decidió por mutuo acuerdo todo lo relacionado con la vida y relación con los hijos (si hay) y la liquidación y reparto de los bienes, entonces el procedimiento es de Mutuo Acuerdo.

Si, por el contrario, no hay acuerdo entre las partes para decidir el reparto de bienes, ni en la custodia y manutención de los hijos, entonces se iría a un procedimiento Contencioso. Donde un juez tomará dichas decisiones.

Esperemos que estos pasos te puedan orientar; adicionalmente, te sugerimos que si tu matrimonio es insalvable, decidas divorciarte por la vía del Mutuo Acuerdo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here