Una de las imágenes con mayor recurrencia cuando se habla de tener los dientes perfectos, es la sonrisa de los ricos y famosos. Los dientes son extremadamente blancos, uno al lado del otro, sin espacios, derechos y bien torneados. Sin embargo, y según el criterio médico y odontológico, tener los dientes perfectos implica mucho más que eso. En este post, te vamos a explicar qué significa tener unos dientes perfectos.

Tener Dientes Perfectos. Todo lo que Implica

Cuando decimos la frase de tener los dientes perfectos, no sólo nos estamos refiriendo a la parte estética, que es lo primero que notamos. Ciertamente, unos dientes perfectos son llamativos a la vista por su agradable imagen. Pero no podemos reducir esta frase tan importante a algo banal.

Tener los dientes perfectos implica tener salud bucal. También es necesario hacer una correcta limpieza oral. Esto conlleva a tener citas periódicas con nuestro especialista, no solo para prevenir posibles daños a nuestra dentadura, sino también para profundizar en cuanto a la higiene y cuidado dental.

Ahora bien, para profundizar más en el tema, vamos con ciertos aspectos que podemos tomar en consideración para tener los dientes perfectos.

Coloración de la dentadura

Si crees que tener los dientes perfectos implica unos dientes súper blancos de forma natural, pues no estás en lo cierto. La tonalidad normal de los dientes es amarillenta o grisácea. Si este no es tu caso, puede ser que tengas que hacer un blanqueamiento o evitar ciertos alimentos, que pudieran estar alterando el color de tus dientes.

También puedes recurrir a un proceso químico, hecho por especialistas y es el blanqueamiento dental; el cual puede ser doloroso e implica un pequeño desgaste de la capa principal de tus dientes. También puedes colocarte carillas dentales, las cuales están muy de moda.

Para la colocación de estas carillas, es necesario hacer un estudio detallado que implica la correcta asimetría que debe existir entre los dientes y la fisionomía de tu rostro.

Las Encías

Si quieres tener los dientes perfectos, es necesario que estés muy pendiente de tus encías. Su salud está determinada por su coloración. Entonces, es necesario que tus encías sean de color rosado, y cuando sonrías, debes exhibir mínimo de 1 a 2mm de encía.

Si están sangrando permanentemente, si al rozarlas con el cepillo dental duelen o están inflamadas, puedes tener un problema de salud en esa área de tu boca. Por tanto, debes acudir a tu periodoncista, para que detecte el problema en cuestión y tengas encías saludables.

Alineación de los Dientes

Tener los dientes perfectos no solo tiene que ver con la salud bucal y coloración de los dientes, sino también con los espacios que puede haber entre diente y diente. Estos llamados diastemas, pueden incidir en la movilidad innecesaria de tus dientes; así que es muy importante corregir estos espacios que  te pueden traer terribles consecuencias. El tema de estos espacios a nivel estético no siempre se ven bien, y por tanto es de suma importancia su corrección.

No solo es importante estar pendiente de los diastemas, sino también de los dientes que se encuentran rotados. Para esto, tu ortodoncista puede hacerte los estudios de rigor y colocar los brackets, los cuales pueden ponerse en la parte frontal o incluso, en la parte posterior.

Otro elemento a tomar en consideración, es enmendar aquellos dientes que puedan estar partidos o que tengan fisuras. Esto porque los dientes se pueden filtrar, ocasionando problemas que implicarían la pérdida de ellos, teniendo que acudir a las prótesis dentales.

Tener los dientes perfectos, implica mucho más que un tema de estética. No dejes de visitar al especialista con regularidad y cuida tu dentadura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here