Los cestodos son un grupo de gusanos que habitan de forma parasitaria el interior de muchos animales vertebrados; tales como perros, cerdos, otros. Los parásitos más comunes del grupo de los cestodos son las tenias. Ahora bien, debido a interacción del ser humano con estos vertebrados, o con agua y alimentos contaminados por sus heces, las tenias pueden infectarlo. Continúa leyendo y conoce qué son las infecciones por cestodos, y protégete y también a los tuyos.

Las tenias son unos gusanos de color blanco, con forma larga y plana; pueden medir desde milímetros hasta metros. Las infecciones por cestodos generalmente no producen síntomas, y el receptor puede no darse cuenta de su presencia por años. Sin embargo, estos parásitos absorben los nutrientes de los alimentos esenciales para la salud de su portador; y el resultado es un cansancio general y recurrente, falta de energías diarias y anemia por deficiencia de vitamina B12.

Aspectos generales de las infecciones por cestodos

Los cestodos, en este caso la tenia generalmente ingresa al organismo de los vertebrados o los humanos cuando estos comen o beben algo infectado por estos parásitos o sus huevos. Luego se adhiere a la mucosa interna de los intestinos de su portador; y comienza a desarrollarse alimentándose de los nutrientes que receptor ingiere. Se reproduce rápida y abundantemente, puede medir hasta 25 mts, y coexistir con su huésped hasta por 30 años.

Cuando los huevos de la tenia salen del sistema digestivo se expulsan por las heces. Cuando estas no son eliminadas y tratadas de forma correcta e higiénicamente segura, acaban en el suelo o el agua. Allí pueden sobrevivir por meses hasta la llegada de un receptor animal como vacas, cerdos, perros, o algún ser humano que entre en contacto con estos cestodos; allí infectan sus intestinos y comienza nuevamente el siclo.

Circunstancias que aumentan una infección por tenias

Principalmente las infecciones por cestodos se originan cuando se ingieren alimentos o agua contaminados con heces infectadas de parásitos; o que no han sido correctamente preparados. Además, en lugares en vías de desarrollo y donde hay pobreza extrema es más difícil acceder a un sistema adecuado, seguro e higiénico para la eliminación apropiada de las heces de animales o de humanos.

Otra causa muy común para las infecciones por tenias, es el descuido en algo básico que casi toda persona conoce: una adecuada higiene de las manos después de ir al baño. Las personas que luego de defecar no mantienen el hábito preventivo de lavarse las manos con suficiente agua limpia y detergente, pueden fácilmente contaminar superficies; tales como las manillas de puertas, cubiertos, vasos, y otros; así como agua y alimentos, lo que aumenta las infecciones por cestodos.

Igualmente los niños pueden infectarse al consumir carne o pescado contaminado con tenias; por no estar suficientemente cocido como para destruir los huevos de estos cestodos.

Síntomas de las infecciones por cestodos

Podría transcurrir mucho tiempo para que niños o adultos presenten algún síntoma. Sin embargo, podría observarse segmentos de tenia presente en las heces de los niños. Algunos padres se dan cuenta de la infección cuando sus hijos les indican que una lombriz sale de su ano. Otro tipo de cestodos eclosionan en el intestino convirtiéndose en larvas que atraviesan el sistema digestivo, invaden el torrente sanguíneo y se alojan en órganos; tales como ojos, cerebro o músculos, formando quistes.

Otros síntomas que indicarían una posible infección por cestodos son: diarreas frecuentes, dolor abdominal recurrente, pérdida de peso sin aparente causa, nauseas, fatiga y cansancio frecuente. Ante los síntomas antes señalados, llame a su médico a fin de obtener el tratamiento adecuado para usted o sus hijos.

Infecciones por cestodos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here