En vista de los altos costos de los combustibles como la gasolina o el diesel y que ambos son altamente contaminantes, cada vez son más los usuarios que prefieren cambiarse al uso de otros tipos de combustibles, ya sea adaptándolo a sus vehículos o escogiendo esta tecnología al comprar uno nuevo.

Existen varias opciones a este respecto, como los vehículos eléctricos, sin embargo, aún no están al alcance de cualquier usuario; por lo que la alternativa más viable actualmente son los vehículos a gas; el gas natural vehicular (GNV) es el mismo gas que llega a tu hogar y que utilizas para cocinar; sin embargo, cuando es procesado para convertirlo en combustible para vehículos, llega a ser gas natural comprimido (GNC) más común en vehículos ligeros y gas natural licuado (GNL) más usado en vehículos pesados. Por otro lado, también existe el gas licuado de petróleo (GLP) y en este artículo nos enfocaremos más en este.

Vehículo de GLP

¿Qué es el GLP y Cuáles son sus Ventajas?

También es conocido como “autogas” y, al igual que los tipos de gases mencionados en el párrafo anterior, el GLP en un combustible alternativo que, además de ser más económico que la gasolina y el diesel, disminuye drásticamente las emisiones contaminantes; también permite que tu coche a gasolina pueda utilizar ambos combustibles, cada uno en su propio depósito. Para llenar tu tanque con GLP el procedimiento y tiempo son muy parecidos, no verás gran diferencia en este sentido. En cuanto al mantenimiento, es mucho más económico, ya que al ser un combustible mucho más limpio, no hay necesidad de tantos filtros, por lo que la cantidad de piezas que debes reemplazar al hacer mantenimiento es mucho menor, así como la posibilidad de que aparezcan averías mecánicas y todo esto incrementa la vida útil del aceite.

Además de todo esto, es importante mencionar que el gobierno español incentiva la adquisición o adaptación de vehículos con GLP mediante el Plan Movalt, por lo que localmente aporta grandes ventajas, como por ejemplo, reducciones de impuestos. En cuanto a la variedad, existen muchas opciones para escoger modelos de vehículos que funcionen desde fábrica con GLP, y muchos otros más que se pueden convertir o adaptar.

¿Dónde Puedes Llenar tu Tanque con GLP?

El mayor inconveniente usualmente es que no puedes almacenar mucho combustible debido a la poca capacidad de los tanques; los cuales, por ser complementarios al tanque de gasolina, suelen ser pequeños, de unos 30 litros o menos. Además, la cantidad de estaciones de servicio de gas disponibles son reducidas, comparadas con las estaciones de servicio de gasolina; pero si tu vehículo se queda sin gas, igual siempre podrás contar con la reserva del tanque de gasolina; y no te preocupes, cuando a tu vehículo se le acaba el tanque del gas, automáticamente pasa a utilizar el tanque de gasolina, así sin que te des cuenta.

Aún así, por toda España tienes disponible más de 500 estaciones de servicio donde disponen de GLP; además, existen aplicaciones para móviles que te ayudarán a ubicar cada una de las estaciones. La más popular es AUTOGAS GLP 2.0 Spain, la cual puedes descargar en la tienda de Aplicaciones de Google.

Como último punto podemos mencionar que el GLP es mucho más seguro que la gasolina; en primer lugar, si por casualidad se derrama (lo cual es imposible que suceda a manos del usuario) no dejará la zona empapada como sucede con el diesel o la gasolina, ya que el GLP se evapora casi de inmediato; por otro lado, al repostar tu tanque, los sistemas son totalmente seguros; y lo mismo sucede con los tanques, se instalan debajo del maletero del vehículo; si sucede un accidente, el GLP es menos peligroso que otros combustibles como la gasolina, la cual sí se impregna, siendo más probable que ocasione y alimente un incendio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here