La automedicación se refiere al consumo de medicamentos sin una prescripción o autorización médica; la cual se realiza con la facultad de los especialistas y con el respaldo de algunos estudios y exámenes médicos. Aunque gran parte de la población suele automedicarse, se trata de un asunto delicado que implica varios riegos; en este post te contaremos todo sobre todas las complicaciones que pueden ocasionarse.

Conoce los Riesgos de la Automedicación

Uno de los principales riesgos de la automedicación tiene que ver con la semejanza de síntomas para diferentes patologías, virus o enfermedades; por eso siempre se sugieres evitar automedicarse cuando se desconoce el origen de los síntomas. Además, existen otros riesgos asociados a la automedicación que describiremos a continuación:

Efectos Secundarios

Al comprar un medicamento o fármaco, siempre incluye una serie de reacciones o efectos secundarios que pueden tener; aunque un medicamento pueda aliviar ciertos síntomas, también puede ocasionar efectos secundarios; esto es especialmente peligroso cuando se trata de niños, adultos mayores o personas con algún padecimiento o condición de salud; ya que las interacciones de algún medicamento puede agravar las patologías.

Si bien es cierto que existen una gran variedad de medicamentos sin receta médica o de venta libre; existe un riesgo latente de los efectos colaterales que puedan tener o incluso la interacción con otros medicamentos que ya se consuman de forma regular; además, estos efectos suelen ser imperceptibles o no asociados al medicamento, como por ejemplo: insomnio, irritación, sequedad de la boca, nauseas, cefalea, mareos, diarrea, etc.

Actuación del Medicamento

Cuando se consume un medicamento, este actúa en el organismo con sus componentes; pero además puede actuar de una forma específica en cada persona, partiendo de que todos los organismos son diferentes; se le suma algunas características particulares como cirugías recientes. Por ejemplo, algo tan común y simple como la aspirina, puede afectar considerablemente a pacientes que hayan sido operados de forma reciente; llegando a causar incluso una hemorragia.

De igual manera, la actuación de los medicamentos suele ser diferente en los niños; por lo que es vital que solo se le administren medicamentos con receta y previa autorización de un especialista pediatra. Los daños en el sistema nervioso central ocasionados por medicamentos, pueden ser irreversibles.

Adicción a los Medicamentos

Son muchos los medicamentos que pueden crear adicción como las benzodiacepinas, ya que tienen efectos en el sistema nervioso central e inhiben su funciones; creando así adicción de forma muy sutil e imperceptible, pero luego puede ser difícil luchar contra esta adicción.

La Automedicación Interfiere con el Diagnóstico

Si se consumen medicamentos al presentar ciertos síntomas sin la debida receta; puede interferir con un diagnostico definitivo, ya que cada medicamento cumple su función en el organismo; y puede bloquear la detección del verdadero agente detonante y como consecuencia su eliminación del organismo; alargando así el malestar e incluso agravando el cuadro clínico del paciente.

Error en las Dosis

Una de las principales consecuencias de la automedicación es que suelen administrarse las dosis de forma errónea; como consecuencia no tienen el efecto necesario, esto ocurre principalmente en el caso de los niños; ya que las recetas medicas se elaboran en base al peso corporal de los niños para que el medicamento pueda actuar; y por lo general el peso de los niños variar de forma constante, siendo necesario controlarlos de forma periódica.

La Automedicación Ocasiona Resistencia

Cuando se administran los medicamentos de forma incorrecta pueden ocasionar resistencia y lejos de eliminar el agente infeccioso; puede hacer que se fortalezca y ataque el organismo de forma más agresiva y constante; por lo cual es indispensable acudir a un especialista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here