Algo preocupante al observar que nuestro gato está enfermo, es decidir si debemos darle o no antibiótico ante una herida infectada o una diarrea. Por eso, hoy te hablaré acerca de un antibiótico muy conocido, relativamente seguro y eficaz, prescrito al diagnosticar infecciones bacterianas felinas: La Amoxicilina. Es un antibiótico eficaz en una amplia gama de infecciones en  gatos. Como resultado de ello, es utilizada en muchas circunstancias en pacientes felinos. Aun así, lo primero que te recomiendo ante una infección, diarrea u otro síntoma de enfermedad en tu gato es acudir a un médico veterinario de confianza; quien evaluará, dará su diagnóstico y prescribirá el tratamiento adecuado. Pero, como nunca está de más el conocimiento, les hablo un poco en esta ocasión sobre este antibiótico frecuentemente usado y sus posibles efectos secundarios.

¿Puedo darle Amoxicilina a mi Gato?

Definición de Amoxicilina

La Amoxicilina es una aminopenicilina, lo que indica que su espectro de actividad es similar al de la ampicilina. Este antibiótico es un bactericida contra bacterias que son sensibles a ella, en lugar de suspender su reproducción, las elimina. Mata muchas cepas de aerobios gram-negativos, que son bacterias que necesitan oxígeno para multiplicarse, tales como E. coli, Klebsiella y Haemophilus. Su efectividad en contra de estos organismos es mejor que la penicilina. La Amoxicilina da buen resultado contra bacterias anaerobias: bacterias que crecen sin necesidad de oxigeno como la Clostridia. Las infecciones son comunes en poblaciones de gatos; por ello, es una buena elección antibiótica en muchas circunstancias; sin embargo, debemos tener en cuenta que la Amoxicilina no es efectiva ante cualquier tipo de virus, por eso es necesario un diagnóstico certero.

Efectos Secundarios más Frecuentes por el uso de la Amoxicilina en Felinos

En general, la Amoxicilina es un antibiótico seguro usado en gatos, cuando se observan reacciones adversas usualmente no son graves. Sin embargo, se conoce de  reacciones por hipersensibilidad, es decir alergia, con su uso. Por ello, es necesario conocer los síntomas que revelen esta situación; también, estar alerta durante el suministro del tratamiento para saber cómo se comporta tu mascota al ingerir Amoxicilina. A continuación, te detallamos algunos de los síntomas frecuentes por hipersensibilidad a este antibiótico en gatos:

1) Erupción cutánea.

2) Anafilaxia, es decir, reacción alérgica severa que origina hinchazón en los ojos, urticaria o ronchas en la piel y a veces hinchazón en las cuerdas vocales y las vías respiratorias superiores, lo cual les dificulta respirar.

3) Fiebre.

4) Trombocitopenia, resultado de un recuento bajo de plaquetas.

5) Leucopenia, observación de un bajo recuento de glóbulos blancos.

6) Anemia.

7) Nódulos linfáticos agrandados.

Otros Efectos que se Presentan por el uso de la Amoxicilina en Gatos

La Amoxicilina puede producir frecuentemente problemas gastrointestinales que ocasionan vómitos, diarrea o falta de apetito. No tiene que ser administrada con alimentos; sin embargo, tomar antibióticos con la comida ayuda cuando aparecen síntomas gastrointestinales. Hay que tomar en cuenta que la Amoxicilina puede afectar la flora intestinal del gato; esto causa diarrea y permite que las bacterias resistentes se proliferen en el colon del paciente felino. En pocas ocasiones la Amoxicilina ha estado relacionada con neurotoxicidad. Sin embargo, esto pasa cuando las dosis administradas son extremadamente altas o el uso es muy prolongado. Otros efectos secundarios pocas veces señalados pero muy graves son dificultad al respirar y ritmo cardíaco muy acelerado.

La Amoxicilina debe usarse con precaución en gatos que reciben otros tratamientos con antibióticos como cloranfenicol, eritromicina, tetraciclinas y sulfamidas. Ante dudas, sigue tu instinto y comunícate inmediatamente con tu veterinario de confianza.

¿Se le Puede dar Amoxicilina a un Gato?
5 (100%) 1 vote[s]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here