Carreteras, puentes, estaciones de servicio, luz, agua, comunicaciones, guardia civil, educación y un gran etcétera; esas son algunas de las cosas que disfrutamos en nuestro país y los gobiernos deben, de alguna manera, obtener los recursos suficientes para seguir prestándolos; para eso existen las tasas, las contribuciones y los impuestos.

Repasemos un poco de dónde nacen, para así entender el punto que nos trae hasta aquí: las diferencias entre 3 de los métodos de recaudación más usados por los gobiernos de muchos países.

Principales Impuestos

Los Primeros Impuestos y Tributos

Prácticamente desde la creación del hombre se usan impuestos o tributos;  uno de los primeros registros que se tienen sobre los sistemas de impuestos y contribuciones, los exigían los egipcios. El modo de pago era con trabajo forzado para la construcción de edificaciones, más en concreto, acarrear grandes volúmenes de mercancías desde lugares muy distantes.

También se sabe que los romanos, de alguna manera, diseñaron un sistema de recaudación de impuesto a partir de sus propias monedas, que de hecho, eran acuñadas por ellos mismos. En la Biblia, de hecho, tenemos un registro fiel de ello, pues Mateo, uno de los 12 apóstoles escogidos por Jesús, fue recaudador de impuestos.

De allí en adelante el pagar impuesto, tasas o contribuciones es tan normal para las personas como ir a trabajar. La recaudación de estos impuestos les permitía a los monarcas o a los líderes de cualquier época, llevar a cabo proyectos de gran envergadura o en su defecto, permitirles una vida cómoda y lujosa. Sea cual sea el caso, muy poca gente suele salvarse del pago de impuestos; y si logra evadirlos por un tiempo (cosa poco recomendable) la pena puede ser, desde multas altísimas, hasta confiscaciones de bienes muebles e inmuebles.

Métodos de Recaudación y sus Diferencias

En este post hablaremos sobre los tres tipos de recaudación que mencionamos al principio; explicaremos sus diferencias y así sepas con claridad el propósito de cada uno.

Impuestos

Son las cantidades económicas que los gobiernos por ley o por decreto exigen a la población; se recaudan mediante de la renta, consumo y patrimonio de los contribuyentes. Es decir, al comprar cualquier producto, debes destinar un porcentaje del costo de este para el fisco; en la mayoría de los países se le llama IVA (Impuesto al Valor Agregado).

Por otro lado tenemos la renta; es decir, producto de tu trabajo o negocio, debes destinar un porcentaje marcado por ley o decreto al Gobierno; en España es conocido como impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas o IRPF; este es un impuesto personal, progresivo y directo que recoge la renta obtenida en un año natural por las personas residentes en España. ¿Qué significa? Que a mayor riqueza o ingreso anual, mayor será la suma que has de pagar al Gobierno español.

Lo mismo ocurre con impuestos asociados al patrimonio; si tienes muchos bienes, casas lujosas, yates, etc., los gobiernos tienen derecho a exigirte el pago en moneda local. El monto puede variar en función de la cantidad de bienes y por supuesto, la zona en que se ubiquen.

Cada año, todas las personas deben declarar o informar al gobierno cómo ha crecido o decrecido su patrimonio y en virtud de eso, se te exige pagar o no. Como vemos, los impuestos se caracterizan por ser obligatorios, la persona que los paga no recibe nada a cambio.

Contribuciones

Son tributos dados al Estado, por el cual las personas reciben algún bien o servicio en contraposición; por ejemplo, el seguro social (contribuciones para el estado) es destinado a obras públicas: viviendas, puentes, parques, entre otros.

La manera en que suelen pagarse las contribuciones en algunos países es a través del cobro de deducciones de los trabajadores, tanto públicos como privados. Las empresas públicas y privadas las retienen de las nóminas y mensualmente las deposita en las cuentas del gobierno. La característica fundamental es que pagas este impuesto para recibir luego un servicio de carácter público.

Tasas

La tasa es exigida por el Estado en función de su actividad o servicio prestado al beneficiario; por ejemplo, la emisión de pasaporte, registro de empresas, adquisición de todo tipo de permiso y así por estilo. En este caso, mediante decreto, el gobierno pudiera exceptuar del pago a algún grupo determinado de la población, por ejemplo los niños o los ancianos.

Como vemos, existen distinciones bien definidas en este tema; y es importante que estemos al tanto de este tipo de información pues nos atañe a todos.

¡Valora el contenido!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here