Reconocido mundialmente como “el país de las sonrisas”, Tailandia es uno de los destinos asiáticos que más visitantes extranjeros recibe anualmente. Por la gran variedad de lugares turísticos y su rica cultura, es importante reunir información a la hora de prepararse para viajar.

Tailandia es, definitivamente, uno de los países más visitados de Asia y el destino a través del cual muchos descubren su fascinación por el continente y sus habitantes.

Para algunos viajeros puede ser uno de los puntos en su itinerario. Para otros, puede ser el primer destino en la agenda de un gran recorrido por el mundo. Sea el caso que sea, para una visita a Tailandia es necesario tener determinada información, y así hacer de ésta la experiencia más emocionante.

El antiguo reino de Siam

Hay mucho que ver en tailandia. Antiguamente conocido como el Reino de Siam, el país posee una historia realmente llamativa que se remonta a siglos y siglos atrás, desde mitades de la Edad Media. Por su cultura religiosa conserva grandes templos budistas, venerados tanto por los turistas como por los propios ciudadanos tailandeses.

En todas las ciudades y pueblos se encuentran estas construcciones, reuniendo un total aproximado de cuatro mil templos en todo el país. Y es que más del 90 % de los tailandeses son practicantes del budismo, por lo que para ellos la religión forma parte del día.

Al visitar los templos es importante que la vestimenta sea acorde a las reglas del lugar, que rigen de igual manera para hombres y mujeres. Hay que tener los hombros cubiertos y ropa por debajo de las rodillas. En el caso de usar sombrero, gorra o anteojos, es necesario quitárselos a la hora de entrar a cualquier templo. Así como se requiere también descalzarse, como una señal de respeto.

A la hora de sentarse, debe hacerse cruzando las piernas, sin exponer las plantas de los pies en dirección a un monje o a Buda. Esto es considerado una gran falta de respeto en la cultura tailandesa, al igual que lo es usar la imagen de Buda con propósitos comerciales, como su estampa en remeras o souvenirs.

Una vez dentro de los templos, es tradición dejar ofrendas en los altares para honrar tanto a Buda como a los grandes espíritus.

Por todo esto, la religión es uno de los aspectos más interesantes de Tailandia, y parte de la experiencia turística.

La gran escapada tropical

Tailandia es también conocida por sus playas paradisíacas, en las que el azul del agua y del cielo muchas veces se confunden. Para acceder a estas playas, muchas veces hay que hacer determinados tours o contratar un water taxi. Una vez en ellas, se pueden disfrutar los hermosos atardeceres, y realizar actividades acuáticas tales como el buceo. Algunas de estas playas tienen una gran afluencia turística, mientras que otras (en las islas de Koh Kradan, o Koh Mook) son más privadas o solitarias.

Están, por otro lado, los majestuosos parques nacionales, como el Parque Nacional Khao Sok. Éste consta de cabañas flotantes en las que se puede pasar la noche, y disfrutar de una jornada en absoluta conexión con la naturaleza.

Uno de los lugares más famosos y llamativos es Cueva Esmeralda. Tiene 80 metros de extensión y, al estar dentro de un acantilado, hay que cruzarla a nado o en kayak.

Esto normalmente se hace en grupo o con guía, especialmente para acompañar a los turistas o a aquellas personas que no tienen experiencia con el nado, ya que, durante un buen tramo, no entra ninguna luz. Una vez atravesada la cueva, se llega a una pequeña playa rodeada de vegetación colgante y acantilados que resulta un verdadero placer para todos los sentidos.

¿Es posible visitar Tailandia en quince días?

Por la cantidad de centros turísticos y actividades disponibles, ver tailandia en 15 dias puede parecer un desafío. Pero, sin dudas, es algo posible. De hecho, muchos viajeros la incluyen en su amplio itinerario con éxito, pudiendo ver sus más hermosos sitios. Lo importante en estos casos siempre es administrar el tiempo, y tener una guía para empezar.

Se recomienda, por ejemplo, dedicar los primeros días a visitar la capital, Bangkok, para luego desplazarse por algunas de las provincias.

La gran cocina tailandesa

Cabe remarcar que Tailandia es también reconocido mundialmente por su oferta gastronómica, por lo que visitar restaurantes, las marisquerías o experimentar con la cocina tailandesa de cualquier manera, no sería una mala idea.

El inventario consta de una abundante variedad de platos, que se caracterizan por una serie de ingredientes habituales, como el arroz, el pollo, el ajo y los pimientos. Son también recurrentes las verduras, acompañando a los ingredientes principales, formando lo que en otras partes del mundo se conoce como “wok”.

Los sabores predominantes en la cocina tailandesa son dulce, amargo, agrio y salado. Todos ellos se equilibran por los cocineros, de manera que la combinación resulte acertada.

El Pad Thai es uno de los platos más famosos, y consiste en fideos fritos con soja, huevos, cacahuates y tofu, a veces, condimentado con pimienta.

Ahora, cómo prepararse para viajar

Es cierto que viajar es una de las experiencias más reconfortantes. Sin embargo, muchas veces se puede presentar también como algo amenazante. Aunque tengan el deseo, lo cierto es que no todas las personas se atreven a embarcarse a la aventura de un nuevo viaje de manera inmediata.

Ciertas dudas o inseguridades pueden obstaculizar la decisión, como el miedo a viajar solo, la sensación de que costaría mucho dinero, o la dificultad para mantener conversaciones en otros idiomas.

Aunque todos estos miedos son válidos, hay maneras de solucionarlos, por lo que no deben impedir que la fantasía de un gran viaje se haga realidad. Sólo es necesario seguir algunas recomendaciones. Es útil visitar blogs o páginas de viajeros, y ponerse en contacto con gente que haya atravesado la experiencia y pueda darnos consejos.

Para lo demás, sólo es cuestión de fijar el objetivo, y prepararse para el momento.

¡Valora el contenido!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here