Para cambiar un poco la rutina, muchos se preguntan ¿por qué planificar un viaje? Los motivos de hacerlo son innumerables y dependen de cada persona, pero viajar va más allá de hacer algo de turismo: fomenta el aprendizaje constante.

Un viaje es el contacto directo con nuevas experiencias y culturas, se conocen esos límites personales que solo la persona es capaz de romper, incluso admirando fotos de un lugar mágico que tanto suele llamar la atención y trazarse la meta de estar allí y vivir la majestuosidad en primera persona es una barrera que solo con determinación se logra.

El viajar ayuda al organismo, libera adrenalina y el placer por lo desconocido se transforma en amor. Muchos simplemente viajan porque les apasiona.

Razones para viajar

Los viajes ayudan a las personas a cambiar su forma de ver el mundo, porque da las herramientas necesarias por medio de la experiencia para actuar y pensar distinto.

Sí, permite conocer de cerca otras culturas, pero demuestra que todos los países respetan los mismos valores fundamentales porque es un mismo planeta el que conecta a todas las naciones.

Asimismo, este encuentro de culturas fomenta el aprendizaje de otros idiomas esenciales para el enriquecimiento del ser humano, por ser una situación donde se debe estar familiarizado con las expresiones básicas para hacer efectiva la comunicación, el viaje a un país extranjero con distinto lenguaje al materno aumenta la experiencia y acelera el aprendizaje.

Por la necesidad de socializar en un país totalmente desconocido los más tímidos se ven beneficiados enormemente de la situación, puesto que aumenta la confianza en ellas, lo que hace que el desenvolvimiento del viaje permita el contacto con personas y relaciones un poco más fluidas fuera de la zona de confort.

Tomar la decisión definitiva requiere conocer qué está buscando la persona, que ofrece el sitio escogido. La elección es personal, pero viajar otorga anécdotas que marcan un antes y un después, se descubren lugares, paisajes y sitios místicos, incluso realizar actividades que no se habían logrado nunca.

Diversión en Port Aventura

Para las aventuras en familia lo ideal es visitar el increíble parque de Port Aventura, desde el año 1992 es el lugar temático con mayor antigüedad de España.

Entre las cosas que hay que tener en cuenta para organizar una visita es seleccionar el día, ya que para evitar colas kilométricas y aprovechar al máximo la diversión lo ideal es que sea un fin de semana sin puentes ni días festivos.

Otro aspecto a considerar es saber en qué temporada ir, puesto que en la baja algunas atracciones están cerradas mientras otras solo abren los fines de semana.

Ese mágico día no puede ser planificado sin saber dónde hospedarse, un hotel dentro de Port Aventura es ideal basado en que durante los meses de afluencia ayudará a evitar llegar demasiado temprano o tarde a las principales atracciones, restando minutos valiosos de diversión.

Las entradas pueden adquirirse por internet o en puntos de venta, sin embargo, cuanto más planificada sea la visita mejor será la experiencia ya que en los meses de temporada alta (julio y agosto) es recomendable asegurar la entrada antes de las 11:00 ya que se puede perder más de una hora en las taquillas de venta.

Secretos de Port Aventura

Algunos creen que solo es un parque temático, pero en realidad es el destino de vacaciones y ocio para compartir en familia más importante de Europa. Esto se debe a que está compuesto por 5 hoteles, tres campos de golf, un club de playa y un parque acuático.

Tiene divertidas áreas inspiradas en Polinesia, China, México, Mediterráneo y Far West lugares exóticos que están alejados de Europa.

Por otra parte, tiene una espectacular carpa del Circo del Sol y un Ferrari Land en honor a la prestigiosa marca italiana.

Las fidelidades de estas atracciones con los lugares antes mencionados sorprenden a sus visitantes por la exactitud de las pinturas, los colores de las edificaciones y la arena que son capaces de lograr que el turista olvide que se encuentra en un parque de atracciones.

Para los amantes de la adrenalina esta experiencia se puede vivir en el Dragon Khan, famosa montaña rusa caracterizada porque durante la primera bajada la sensación es igual a cuatros veces la gravedad de la tierra, para luego llegar a gravedad cero durante una parte del recorrido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here