Una línea de crédito es, junto con los préstamos online, uno de los productos estrella del mercado de la financiación en los últimos años, en España y en muchos otros países. Empujadas por el auge de las empresas fintech y a las nuevas entidades financieras, las líneas de crédito se han popularizado como instrumento para conseguir un dinero rápido disponible y más flexible que nunca. Dicho esto, son todavía un producto desconocido para muchos y hay que conocer los pros y contras antes de lanzarse a solicitarlas.

Las ventajas de las líneas de crédito online

Hay muchos beneficios asociados a la solicitud de una línea de crédito online:

  • La velocidad de la solicitud, que consiste en un simple formulario, y la respuesta casi automática gracias a la tecnología de verificación online, sin tocar un papel.
  • La disponibilidad del dinero es inmediata y si se sabe gestionar de forma adecuada, se puede tener un colchón de seguridad por bastante tiempo.
  • Las líneas de crédito son altamente flexibles en cantidad máxima a solicitar y en plazos, con lo que se adaptan a las necesidades concretas de cada solicitud y a la capacidad financiera.
  • Muchas entidades tienen ventajas adicionales, como programas de fidelización, y no obligan a la contratación de productos vinculados ni a cambiar de banco.

Las desventajas más importantes de las líneas de crédito

Del mismo modo que hay muchas ventajas objetivas a la contratación de una línea de crédito respecto a un préstamo tradicional, se deben considerar también las desventajas de estos productos. Conocer toda la información de lo que se está contratando es clave para evitar sorpresas más adelante, y permite al cliente saber qué letra pequeña leer en caso de duda.

  • En general, el Banco de España recomienda que el endeudamiento por préstamos o créditos no supere el 30% o 35% de los ingresos personales o familiares mensuales netos. Eso incluye, por supuesto, líneas de crédito, aunque estos productos sean más flexibles siguen siendo, potencialmente, deudas.
  • Los intereses de este tipo de financiación online podrían ser más elevados que otros productos con otras finalidades, como los mini préstamos rápidos, así que es esencial conocer qué dinero se necesita, y en qué plazo, para asegurarse de que la línea de crédito es el más adecuado.
  • También es bueno saber si existen penalizaciones por pago anticipado, es decir, si en un momento dado decides cancelar tu deuda antes de tiempo.
  • Del mismo modo que con las comisiones por pago anticipado, siempre hay que buscar si existen otras comisiones y/o gastos adicionales. Muchas entidades financieras online no recurren a estos costes, pero otras sí, por eso es clave comparar antes de solicitar un producto u otro.

Toda esta información relativa a las líneas de crédito se puede encontrar mediante la comparación de entidades y/o préstamos mediante un portal especializado que ha filtrado previamente las entidades financieras de acuerdo a criterios como su fiabilidad o la puntuación por parte de clientes.

Las mejores líneas de créditos sólo las ofrecerán aquellas entidades fiables, seguras, que ofrezcan garantías y muestren la información de contratación de forma transparente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here