La tecnología en materia de seguridad, vigilancia y control ha logrado eliminar barreras como la oscuridad incluso en malas condiciones climáticas.

Lograr ver lo que ocurre a grandes distancias de noche y con malas condiciones ambientales sin tener que dirigir una luz al objetivo ha sido uno de los mayores logros del ser humano en cuanto a vigilancia y observación. Hoy resulta relativamente fácil, pero para llegar hasta aquí han sido necesarios muchos años de investigación y la tecnología cada vez más sofisticada y avanzada de la que disponemos.

Para lograrlo se han desarrollado sistemas con los que podemos “ver” lo que nos rodea aunque las condiciones no nos permitan hacerlo solo con nuestros ojos.

Cómo funciona la visión térmica

La visión térmica se vale del hecho de que los cuerpos generan calor. Tanto animales como personas somos fuentes energéticas, y los procesos internos que nos permiten estar vivos producen una huella que se puede captar con los medios adecuados. Estos medios transforman el calor en una imagen de colores, que dependiendo del tipo de filtro usado se verá con unos tonos u otros, pero por lo general el rojo indica el calor máximo y el azul o gris muestra aquellos objetos o elementos más fríos.

Los primeros usos que tuvieron estos sistemas fueron militares, con satélites que permiten observar el movimiento de tropas y vehículos aunque sea de noche.

Usos actuales de la visión térmica

Hoy en día la visión térmica se ha extendido a otros campos, como la seguridad, caza, observación y hasta controles de calidad en plantas de fabricación. Gracias a que no necesitan que haya iluminación para poder captar los movimientos, es posible identificar si hay alguien tratando de entrar en algún sitio aprovechando la oscuridad de la noche.

Un monocular térmico es una herramienta casi imprescindible para cazadores, que pueden utilizarlo junto a un arco o un rifle para sorprender a su presa. También es fundamental en labores de control de aduanas, por ejemplo para captar embarcaciones que tratan de atravesar el perímetro marítimo sin permiso. La policía y los guardacostas suelen emplear sistemas de visión térmica para capturar a contrabandistas y traficantes, que buscan el amparo de la noche para tratar de sortear estos controles.

Una tecnología al alcance de todos

Probablemente se piense que este tipo de dispositivos no están pensados para todo el mundo, tanto por su precio como por el tipo de usos para los que se concibió en un principio. Sin embargo, hoy es posible utilizarla en muchos otros campos y por ello cada vez es más accesible.

De hecho, es posible conseguir unos binoculares térmicos para uso doméstico, como por ejemplo para captar el movimiento de un animal a cientos de metros de distancia durante una cacería o visita al campo o bien para realizar labores de búsqueda y captura. También se puede usar para mejorar el aislamiento de una vivienda, al poder identificar dónde hay fugas de calor y solucionar el problema. Basta con echar un vistazo a través del visor y ver los cambios de color en el mapa visual.

También se puede utilizar como complemento de seguridad a una cámara de vigilancia, al poder capturar movimientos y llegar donde no pueden las cámaras de infrarrojos.

Diferencias entre visión térmica y visión nocturna

Aunque se suele hablar de la visión térmica y nocturna como si se tratase de conceptos similares, lo cierto es que hay diferencias en cuanto a su funcionamiento. En el caso de los visores térmicos, la capacidad de captar el calor emitido por un cuerpo hace que no importe si hay una mala visibilidad, oscuridad total o si el clima no acompaña. Incluso cuando hay niebla o humo de por medio, se puede seguir viendo una figura conforme a su mapa de calor.

En cambio la visión nocturna necesita que las condiciones sean adecuadas para poder captar la imagen. Se podrá ver con oscuridad absoluta, al igual que con la visión térmica, pero si hay algo que impide la visión más allá de eso tampoco se podrá ver. Además, si se dirige un foco de luz al visor se puede “cegar” el dispositivo.

Por este motivo la tecnología de infrarrojos se está sustituyendo en varios campos por la visión térmica, pues es más avanzada y cuenta con una serie de aplicaciones adicionales.

¡Valora el contenido!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here